04/10/2006

PODRÍAMOS LLEGAR A VIVIR HASTA 140 AÑOS



La esperanza de vida en los seres humanos que en la actualidad oscila entre los 70 y los 75 años de media ( a nivel mundial), podría alcanzar en un futuro los 140 años. Un equipo de científicos españoles está investigando diversos mecanismos genéticos que podrían estar directamente relacionados con el control de la longevidad humana. Aunque este desafío científico puede reabrir el debate ético en torno a la manipulación embrionaria, supone un logro importante porque podría permitir reducir el índice de enfermedades que acompañan al envejecimiento.

El estudio, dirigido por el Doctor español Izpisúa Belmonte , director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona y del Instituto Salk de California, es el resultado de años trabajando en el camo de la medicina regenerativa. Uno de los hallazgos más trascendentes ha sido descubrir las claves que explican el desarrollo de extremidades amputadas y de determinados órganos en los vertebrados. Así mismo, el estudio es valorado positivamente por el colectivo médico puesto que abre las puertas a la medicina para combatir enfermedades cardiovasculares, degenerativas o el cáncer.

El ganarle la batalla al reloj biológico ha sido tradicionalmente uno de los grandes retos que se ha planteado la medicina. Ahora bien, sabemos muy bien que el verdadero reto no se encuentra en la prolongación de la vida sino en conseguir vivir más años con buena salud y calidad de vida y eso es mucho más difícil de garantizar. Por ello son casi más importante los logros en el conocimiento y sanación de enfermedades tradicionalmente asociadas al envejecimiento que no en alargar la vida en sí misma.

Por otra parte, si conseguimos prolongar los años de vida, ¿Cómo afectará a nuestro sector servicios a personas mayores? Para empezar, ¿Cuando una persona se considerará mayor?, ¿Podrá llegar a pasar casi media vida en una residencia o quizás la edad media para ingresar en un geriátrico se prolongará a los 110 años?

Al margen de estos avances ( que seguramente la mayoría de nosotros no podremos experimentar...)en nuestro país ya tenemos camino recorrido y jugamos con ventaja. España es uno de los países del mundo con una esperanza de vida más elevada, las mujeres españolas tienen la esperanza de vida más alta de la UE, con 87 años, cuatro años por encima de la de los hombres, que mantienen un nivel próximo a la media de los Quince y algo superior a la de los Veinticinco.

Esta noticia puede tener una gran relevancia para la industria de las residencias de tercera edad en España.  Imaginemos lo que será buscar una residencia de ancianos cuando los ancianos tengan 120 años.