04/12/2009

POSICIONAMIENTO DE AERTE SOBRE EL DESARROLLO DEL SAAD

La Patronal de la Dependencia de la Comunidad Valencia AERTE, ha celebrado una jornada con la finalidad de analizar la situación y desarrollo de la Ley de Dependencia.  El acto fue un éxito de participación contando con la presencia de más de 500 emprerios del sector.

La consellera de Bienestar Social, Angélica Such de la Comunidad Valenciana y el presidente de la Patronal autonómica de la Dependencia, Alberto Giménez; abogaron durante la inauguración por consensuar una propuesta para revisar la financiación de la dependencia sin que esto suponga incrementar el nivel impositivo para equipararlo a países con modelos sociosanitarios más desarrollados.

El presidente de la Asociación Empresarial de Residencia y Servicios a PersonasDependientes (Aerte) ha defendido la necesidad de apoyar el sector “no sólo por cuanto comporta una exigencia moral de atender a las personas en dependencia sino por que esun claro sector estratégico que genera importantes retornos.” En este sentido, Alberto Giménez ha declarado que deben potenciarse los criterios de profesionalidad y calidad en la atención sociosanitaria, desarrollando adecuados sistemas de control y prevención que
permitan hacer sostenible el sistema.

Asimismo, la consellera de Bienestar Social manifestó que es el momento de redefinir el modelo de financiación y establecer los parámetros adecuados para que el sistema funcione. Para ello, el Gobierno Valenciano ha incrementado las partidas relacionadas con políticas sociales, especialmente en las áreas de sanidad y bienestar social, y ha apostillado que el 80% del presupuesto autonómico se orienta a mejorar la calidad de vida de los
valencianos.
Por parte del ejecutivo central, el subdirector general de Planificación del IMSERSO, Pablo Cobo, ha señalado que los ciudadanos no tienen que preocuparse porque la financiación de la Ley de la Dependencia esta asegurada. Y, de hecho, el representante estatal ha recordado que las prestaciones que plantea ésta Ley son un derecho al igual que la sanidad y la educación, por lo que las administraciones “tienen la obligación de garantizarlo, incluso
endeudándose para que el ciudadano reciba los derechos y prestaciones que la Ley determina.”

En esta línea, Pablo Cobo ha avanzado que, a partir de 2011, el plazo máximo para la prestación de servicios a un dependiente será de 3 meses desde su solicitud. De esta forma, se entenderá aceptada toda aquella solicitud que supere el plazo propuesto, según la revisión que se ha establecido desde IMSERSO de este apartado.

Además, el subdirector general de Planificación del IMSERSO ha abogado por implantar un sistema de coordinación sociosanitaria para evitar duplicidades en servicios y costes orientados a la asistencia, una de las propuestas que ha defendido la patronal autonómica desde que entró en vigor la Ley, ya que favorecería la sostenibilidad del sistema asistencial español.
Los centros y servicios para dependientes de las empresas vinculadas a la patronal autonómica de la dependencia de la comunidad Valenciana (AERTE)cubren ya el 83% del territorio de la Comunidad, según ha señalado hoy el presidente de la Entidad, Alberto Giménez, que ha destacado el esfuerzo de los empresarios del sector por garantizar la mejor cobertura geográfica posible para atender a las personas en situación de dependencia.

Aprovechando la celebración del acto, Alberto Giménez ha explicado que la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte) lleva más de 20 años trabajando en la atención sociosanitaria de los mayores, las personas con discapacidad y los enfermos mentales, siempre con un criterio de calidad y profesionalidad. Una oferta que se presentará sus novedades en la Feria de la Salud y el Bienestar, que se celebra del 26 al 29 de noviembre, en Feria Valencia (Nivel I, Pabellón I, Stand D21y23.)

En este sentido, el portavoz de Aerte ha abogado por mantener la política actual de concertación y fomentar la creación de empresas de servicios o la implantación de éstos en las pymes actuales para afrontar con las mismas garantías que hasta ahora la atención a este colectivo. De este modo, se puede ampliar la oferta asistencial con servicios complementarios como los centros de día, la ayuda a domicilio o la teleasistencia, que complementa la oferta residencial y los programas de rehabilitación y respiro en centros de Aerte.

El presidente de la patronal del sector en la Comunidad ha explicado que todos los centros de Aerte cuentan con estrictos controles de calidad, además de los protocolos implantados por la Administración Pública, así como con profesionales sanitarios y asistenciales cualificados y con amplia experiencia, lo que permite mantener una excelente relación calidad-precio, que se ha mostrado muy competitiva en comparación con la media española.

De hecho, Alberto Giménez ha señalado que las cerca de 200 empresas vinculadas a Aerte que desarrollan su actividad en Alicante, Castellón y Valencia “han sabido mantener un equilibrio adecuado entre la calidad del servicio y el precio del mismo”, si bien, Giménez ha insistido en que es necesario un estudio “en profundidad” de la relación coste/beneficio para todo el periodo de que permita reajustar el precio con relación a los servicios
prestados, según los criterios exigidos.

Gracias a esta oferta sociosanitaria, más de 20.000 familias disponen de tiempo para desarrollar sus labores profesionales en las tres provincias, según Giménez, que ha incidido que actualmente Aerte cubre las  necesidades de 22.740 personas con dependencia. “Todas ellas gozan de la cobertura asistencial y sanitaria más avanzada y de un nutrido grupo de profesionales cualificados para cubrir sus necesidades específicas”, ha apostillado el portavoz de Aerte.

Expansión por el interior

Por otra parte, el presidente de la patronal ha explicado que la oferta de las poblaciones del litoral fue la primera en desarrollarse y consolidarse, especialmente en las capitales de provincias y los municipios turísticos, si bien, la especialización del sector y la expansión geográfica prevista por Aerte se ha fijado mejorar la atención en las zonas de interior que disponen de menos recursos o que incluso carecen de ellos, para garantizar el equilibrio de
la oferta y el bienestar de los ciudadanos.

Por provincias, Valencia es la que agrupa un mayor volumen de la oferta, con el 66% de los recursos disponibles, frente al 27% de Alicante y el 7% de Castellón, provincia en la que Aerte estudia ampliar la cobertura con servicios complementarios, especialmente ayuda a domicilio.

No obstante, Giménez ha explicado que, por ejemplo, Alicante cuenta con una oferta de recursos residenciales adecuada al crecimiento poblacional de los últimos diez años, que representa en torno al 30% de la oferta total autonómica, si bien, en el área de servicios todavía hay una demanda que puede reorientar o complementar la actividad de las empresas que operan en la asistencia a personas dependientes.