02/12/2004

PRESENTADO ESTUDIO SOBRE MODELO DE ATENCIÓN A DEPENDENCIA

PRESENTADO EL ESTUDIO DE EDAD Y VIDA SOBRE EL MODELO DE ATENCIÓN A LAS PERSONAS MAYORES CON DEPENDENCIA EN ESPAÑA

En dos días consecutivos se ha presentado en Madrid y Barcelona este estudio del instituto Edad y Vida elaborado por la Fundación Institut Catalá de l'Envelliment (Instituto Catalán del Envejecimiento) de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Antoni Salvá, de la Fundación Institut Catalá de l'Envelliment, hizo público los datos que se necesitaron para poder desarrollar el estudio. Así pues, después de señalar que han considerado como dependientes a aquellas personas que poseen una discapacidad que no les permite realizar al menos una de las actividades básicas, se estudiaron 11, para poder desenvolverse con normalidad en la vida diaria, afirmó que actualmente son alrededor de 1.700.000 personas, el 23,5% de la población de 65 años o más, los que manifiestan algún problema de este tipo.

Respecto al número de plazas ofertadas por las distintas comunidades, Salvá señaló que no existen en la actualidad datos fiables a nivel global que expongan una realidad exacta, por lo que de todos los estudios particulares, se han extraído aquellos que se consideraron necesarios. En los últimos cuatro años, desde 1999 al 2003, se ha producido un incremento de plazas de un 26,5%, pero si se tiene en cuenta que al mismo tiempo que estas crecen, también lo hace la población mayor que necesitaría beneficiarse de estos servicios, el incremento se reduce a un 15,4%.

De todas aquellas personas que han solicitado alguna vez ayuda por poseer algún tipo de dependencia, según Salvá, sólo un 14% expresa que no la ha recibido, bien sean ayudas de carácter público, privado o del ámbito familiar. Es precisamente este sector el que se erige como protagonista a la hora de brindar esta atención, llegando a ocuparse del 76,8% del total de personas dependientes. Por ello, Pere Ibern, miembro de uno de los socios colaboradores de Edad&Vida, puso enfásis en la importancia de invertir, ya no sólo en la tecnología que pueda encontrarse en los centros de residencia para ancianos, si no en las que se puedan utilizar en los propios domicilios de éstos o de sus familias.

El estudio lleva a cabo un alálisis sistemático por Comunidades Autónomas de la regulación actual de los principales servicios de atención a la dependencia (residencias, centros de día y SAD), así como de los sistemas de acceso y de pago de estos servicios cuando son de acceso público.

De nuevo se pone de manifiesto la gran variedad de requisitos existentes en las diferentes comunidades y la necesidad, si es que llega a algún día a regularse de verdad la cobertura pública de la dependencia en España, de disponer de algún tipo de "base" estatal que permita, por lo menos armonizar las normativas.

Se puede pedir más información sobre el estudio a través de la web del instituto Edad&Vida