26/02/2008

PROBLEMAS PARA ENCONTRAR PERSONAL CUALIFICADO

EL PROBLEMA PARA ENCONTRAR PERSONAL TRASCIENDE A LA PRENSA GENERALISTA

Hasta ahora, el problema que tienen las residencias y servicios de atención a mayores para encontrar personal cualificado parecía algo circunscrito al sector. Ahora parece que, aunque de una forma peculiar, empieca a trascender. Un interesante artículo de Diario Sur trata el tema aunque desde una perspectiva no del todo ajustada a la realidad. En el artículo se indica que la Ley de Dependencia obliga a cumplir unos ratios de personal y un determinado nivel de formación para los cuidadores profesionales. Lo cierto es que la Ley todavía no está desarrollada hasta ese extremo y que falta que el Consejo Territorial haga su propuesta en firme, el Consejo de MInistros apruebe un Real Decreto y éste sea incorporado en las 17 normativas autonómicas. Aun así, resulta interesante que se empiece a hablar de un tema muy preocupante.

Aunque el artículo se refiere al personal en general, empieza a ser hora de que se abra la discusión sobre la exigencia de personal sanitario en residencias (especialmente en lo que se refiere a Enfermeros/as y Médicos). ¿Cuánto tiempo podrá mantenerse una exigencia que resulta cada vez más difícil de cumplir incluso para los centros públicos?. Quizás está llegando el momento de plantear soluciones imaginativas.

Miremos un extracto del artículo:

Los mayores ganan peso demográfico en la provincia a un ritmo vertiginoso. La radiografía que aportan las tablas estadísticas evidencia que la ciudad comienza a caminar a ritmo de bastón. Cada vez hay más malagueños que demandan una atención sanitaria de calidad para hacer frente a diversas enfermedades que se agudizan con la edad y que requieren de una asistencia especializada. Un reto para el que el mercado laboral debe coger aún mucha carrerilla para remontar posiciones y adaptarse a las nuevas necesidades de la población. Las empresas que gestionan los geriátricos de la provincia reconocen que se enfrentan a «serios problemas» para contratar a profesionales con la titulación adecuada para cuidar a los ancianos.

El pasado 14 de noviembre, la Ley de Dependencia dio un nuevo giro de tuerca a este escenario. Con el propósito de mejorar la calidad en la atención a los mayores, la normativa refuerza las exigencias que hasta ahora soportaban las residencias y les obliga a tener en plantilla a un auxiliar de clínica o gerocultor por cada cuatro usuarios. Dentro de este ratio del 0,25, la norma establece que, como mínimo, el 70% de los profesionales deben tener una titulación oficial, mientras que para el 30% restante el requisito de formación se rebaja a cursos de 600 horas. Esta exigencia afecta tanto a las residencias públicas como a los centros privados que quieran acreditar sus servicios para acceder a conciertos.

Nuevos requisitos

El problema, como subrayan expertos del sector, es que las obligaciones que plantea la Ley de Dependencia se dan de bruces con la realidad de las bolsas de trabajo. El presidente de la Asociación de Residencias de la Tercera Edad de Málaga, José María Escobar, corrobora esta dificultad para cubrir las plazas de gerocultores que les requiere la nueva normativa.

'La administración nos exige un nivel de titulados que no hay en la calle.'