04/05/2006

RESIDENCIAS PARA MAYORES, DISCAPACITADOS Y ENFERMOS MENTALES

VALENCIA: RESIDENCIAS COMPARTIDAS PARA MAYORES, DISCAPACITADOS Y ENFERMOS MENTALES

 

La Generalitat permitirá la existencia de centros asistenciales mixtos para discapacitados, personas mayores y enfermos mentales, mediante la habilitación de módulos específicos dentro de residencias ya existentes. Así aparece descrito en el periódico Las Provincias de 3 de mayo:

La creación de este nuevo modelo se produjo con la publicación de la orden que regula las ayudas del Bonad, el bono para personas con discapacidad o enfermedad mental crónica. Mediante este sistema, la Generalitat pagará una parte del coste en un centro concertado, como ya ocurre con el sistema de bono-residencia para personas mayores.

Desde el sindicato Comisiones Obreras criticaron ayer duramente que se haya creado este nuevo tipo de centro "de tapadillo”, en los anexos de una orden en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV).

"¿Por qué se esconde la Conselleria? ¿Por qué no lo ha consultado con las asociaciones afectadas?”, se cuestionó ayer Rosana Costa, secretaria de Política Social de CC. OO.

Esta organización censuró que no se haya aprovechado la comisión específica Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo (Pavace ) para debatir las iniciativas sociales con los sindicatos o los "múltiples consejos consultivos” de la Conselleria de Bienestar Social.

Mientras tanto, "sí que nos convocan para grandes eventos, anuncios y presentaciones”, lamentó la secretaria de Política Social.

Paso atrás u optimización
Los módulos específicos que se habiliten en las residencias mixtas tendrán entre 25 y 40 plazas.

Según Costa, este nuevo modelo "supone regresar a las casas de misericordia” (donde convivían personas que requerían una atención diferenciada) y "confirma los macrocentros”, ya que para la creación de las zonas específicas se necesita que el centro sea grande.

"No es beneficioso este tipo de centros mixtos”, zanjaron desde Comisiones Obreras.

No comparten esta opinión en la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes (Aerte). Su presidenta, Ana García, considera que es "una forma de optimizar recursos que ya existen”. Actualmente, hay unas 1.500 plazas privadas en residencias geriátricas que no están ocupadas y que podrían transformarse en los futuros módulos específicos.

García incidió en que las instalaciones mixtas contarán con espacios totalmente independientes para cada tipo de usuario y "con perfiles concretos” de asistencia. Los anexos de la citada orden también regulan cuántos trabajadores y de qué tipo tendrá que haber por cada módulo, según su número de plazas.

Crear estos espacios, según Aerte, implicará "importantes remodelaciones” en los centros, que podrían perder plazas en favor de los espacios comunes propios que deberán crearse: comedor, enfermería, sala de estar... Esto hará que el modelo "se aplique a medio plazo”, concluyó la dirigente de Aerte.

 

Fuente

 Si se acaba implantando tendrá una gran relevancia para las residencias geriátricas de la Comunidad Valenciana