02/05/2012

SE ALARGARÁ LA MORATORIA DE LA DEPENDENCIA MODERADA

El Gobierno ha enviado recientemente a Bruselas un plan con los ajustes que pretende llevar a cabo en los próximos tiempos con la finalidad de reducir el déficit.  Unos ajustes que afectan a la moribunda Ley de Dependencia.

Según leemos en la prensa, la moratoria que se estableció para la dependencia moderada, que supuso paralizar la cobertura para los menos dependientes, se alargará un año más (de momento).  Además, el gobierno piensa reconsiderar el copago, reducir las prestaciones económicas para el cuidador no profesional, reconsiderar la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores familiare y "avanzar en el papel del sector privado en la prestación de servicios, eliminando las trabas o preferencias por el sistema público presentes en la ley".

Hacia dónde puede dirigirse el nuevo copago nos lo marca una reciente iniciativa del Gobierno de Castilla la Mancha que está considerando calcularlo no sobre la base de los ingresos de la persona dependiente sino de la unidad familiar.

El mero anuncio de las medidas ha levantado la polémica, tal como podemos leer en El País

Resulta sorprendente que las medidas que va anunciando el gobierno parezcan seguir casi literalmente una entrada aparecida en el blog de Josep de Martí en el que se dice que para salvar la Ley de Dependencia habría que prever:

- Modificación de la disposición adicional primera de la Ley de forma que la efectividad del derecho de las personas valoradas en el grado de dependencia moderada y en el de dependencia severa, grado 1 se pospusiese sine die o durante un período largo de tiempo. Esto supondría aplicar un a moratoria atendiendo durante los próximos años a los dependientes con mayor afectación y dejando para una segunda fase a los demás. 

- Redacción del Real Decreto de copago basándose en los siguientes puntos:

o Separación clara de los costes de manutención-hoteleros de los que son estrictamente de dependencia. En principio el sistema de atención a la dependencia no debería cubrir costes de manutención-hoteleroso Establecimiento de un sistema de copago que, en determinados niveles de renta permitiese el pago del 100% del precio de referenciao Exclusión de las prestaciones económicas para dependientes con un nivel de renta superior a unos límites establecidos.

o Establecimiento de un sistema de "resarcimiento” mediante el cual la administración pudiese recuperar a la muerte del dependiente una parte del dinero pagado para su cuidado personándose en la sucesión como interesado con un crédito preferente. Habría un mínimo exento y un porcentaje máximo

o Establecimiento de un copago de los familiares obligados a prestar alimentos a la persona dependiente. Éste dependería del grado de parentesco, capacidad económica y cargas familiares habiendo siempre mínimos exentos. Podría establecerse un mecanismo para que los obligados pudiesen negarse al copago familiar, mecanismo que conllevaría la incapacidad para poder recibir donaciones o heredar del dependiente.

Esta entrada es de 19 de Septiembre de 2008 .