30/03/2016

Se publica un estudio orientado a la recuperación de la memoria de los pacientes de alzhéimer

La revista Nature ha publicado un artículo que recoge los resultados de un estudio de un equipo de neuroinvestigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts, en el que se ofrecen interesantes perspectivas en cuanto a la recuperación de recuerdos en las personas que, debido a enfermedades degenerativas como el alzhéimer, los han perdido.

La tesis del estudio es que los recuerdos no se pierden, se mantienen en el cerebro y pueden recuperarse.

Alzheimer y recuerdosLos pacientes de alzhéimer, en las primeras fases de la enfermedad, pierden de manera significativa la memoria a corto plazo. Pues bien, estos investigadores, de momento con ratones con síntomas de alzhéimer, han logrado recuperarla.

Los ratones habían sido previamente modificado genéticamente para que mostrara signos de la enfermedad. En una fase temprana se le aplicó laoptogenética, una técnica que estimula de manera artificial la memoria perdida, lo que permite recuperar los recuerdos a corto plazo.

La optogenética, en una explicación simple, consiste en inyectar a grupos de neuronas previamente escogidos un virus benigno que contiene proteínas receptoras de luz. Estas proteínas actúan en las neuronas como interruptores que las encienden o apagan en función de los destellos de luz enviados en milisegundos mediante cables de fibra óptica.

Para realizar el estudio, los científicos utilizaron dos grupos de ratones, unos sanos y otros con genes asociados al Alzheimer. El experimento consistió en poner a los ratones en una jaula y practicarles descargas en las patas y luego sacarles de la jaula. Una hora más tarde, al ser colocados de nuevo en la jaula de las descargas, los ratones mostraban miedo. En días sucesivos, los ratones sanos siguieron manifestando miedo, mientras los modificados para genéticamente parecían haber olvidado las descargas y no tenían miedo.

Estos últimos ratones fueron sometidos a la estimulación de las células neurales donde se pensaba estaba el recuerdo de la jaula y entonces reaccionaron inmediatamente con miedo.

Esta técnica, la optogenética, aunque no puede ser utilizada todavía en las personas, abre la posibilidad de desarrollar futuros tratamientos que podrían revertir la pérdida de memoria en los pacientes con Alzheimer.

En Inforesidencias somos muy cautelosos, pues no se trata de crear falsas expectativas ante una enfermedad tan devastadora. Sin embargo, sí nos gusta mostrar que los científicos no abandonan, que siguen trabajando y que cada paso supone una nueva esperanza de posibles terapias que en un futuro mejoren la vida de tantas personas. En las residencias para mayores y en los centros de día que se trabaja para mejorar su calidad de vida, la esperanza de nuevos tratamientos supone un estímulo.

Foto de la web del World Economic Fórum