09/12/2007

UN COLECTIVO DENUNCIA LA FALTA DE INSPECTORES EN MADRID

UN COLECTIVO DENUNCIA LA FALTA DE INSPECTORES EN MADRID

Los empresarios del sector geroasistencial suelen ser los primeros que quieren que existan inspecciones rigurosas que permitan a los ciudadanos saber que el servicio que se presta es de calidad. De vez en cuando, sobre todo, cuando hay algún "escándalo mediático", se suman a esta petición otros colectivos. Ahora, resulta sorprendente que desde el "Colectivo Tercera Edad" se haga una denuncia gruesa y generalzada al sector de la atención a personas mayores en la comunidad de Madrid. No hemos encontrado la web del colectivo.

Sólo como muestra de lo indiscriminado de la denuncia copiamos unas lineas de la noticia difundida por Europa Press:

A su juicio, esa carencia convierte a la mayoría de las residencias de ancianos en centros de especulación económica en perjuicio de la salud y calidad de vida de los ancianos que pagan mensualidades de lujo para recibir comida y aseos personales "inmorales, mezquinos y tercer mundistas".

Los ancianos que no reciben la visita diaria de sus familiares para comer y cenar, "pasan hambre y causan muertes prematuras en comparación de los ancianos que son alimentados por sus familiares".

"Los ancianos que necesitan pañal, no son cambiados con la regularidad que es necesaria y después las auxiliares utilizan una esponja para 2 y una por semana", afirma el Colectivo.

"Estos criterios de reducción de gastos se convierten en un foco de infecciones sanitarias causando heridas en la piel íntima de cada residente", asegura.

Por otra parte, el Colectivo indica que algunas residencias, utilizando publicidad engañosa, solo tienen asistencia médica por días y horas y enfermeras a media jornada. Además, en proporción al número de residentes, no existe personal cualificado suficiente para que los ancianos reciban el servicio personalizado que se merecen.

La denuncia, según se menciona en la página de Europa Press no se refiere a ningún centro en concreto (que sin duda debería ser sancionado si hace lo que dice) sino que se lanza como un improperio hacia todo un sector de empresarios y entidades que se dedican al cuidado de personas dependientes. ¿Publicaria Europa Press una denuncia de un colectivo de padres que acusase de forma genérica a las guarderías de abusar de bebés?

si el Colectivo Tercera Edad tiene datos de alguna residencia en concreto que incumple la Ley debería presentar una denuncia. Estas "denuncias a discreción" sólo parecen perseguir el desprestigio de un sector que genera muchos puestos de trabajo o quizás alguna otra intención que no llegamos a entender.