02/06/2010

UN TELÉFONO CERTIFICADO PARA SU USO FÁCIL POR PARTE DE MAYORES

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) han concedido el sello de certificación Simplit al móvil Auro A1020 de Vodafone España, garantizando que es un producto fácil de utilizar para todas las edades. Vodafone ha dado a conocer la noticia esta mañana en el marco de AVANTE, Salón para la Autonomía Personal y la Calidad de Vida, que acoge Fira Barcelona del 2 al 4 de junio.

La acreditación ha sido posible después de evaluar en el IBV la adecuación del diseño del producto a las necesidades de las personas mayores, considerando aspectos relativos a su facilidad y eficiencia de uso.

Para realizar los ensayos se ha contado con usuarios mayores de 65 años, activos y sin dependencia, que utilizan el teléfono móvil de manera frecuente para comunicarse con los demás.

Durante la evaluación, los usuarios han comprobado la facilidad de uso del producto al encenderlo o apagarlo, recibir y hacer llamadas introduciendo manualmente los números, guardar un número en la agenda y añadir un contacto, realizar una llamada buscando el número en la agenda, enviar un SMS, cargar el móvil, configurar la alarma, realizar una llamada de emergencia y modificar el volumen del móvil.

De todas las tareas propuestas, las principales ventajas que han detectado en el móvil AURO A1020 de Vodafone han sido que es fácil de manejar; que el tamaño de números, letras y teclas es el adecuado; que las flechas de subir y bajar son fáciles de manipular; que es muy fácil modificar el volumen, que el sonido del móvil se escucha muy bien y encuentran muy útil el botón para llamadas de emergencia y el cargador de sobremesa para la batería.

Con la obtención del certificado para este móvil, Vodafone España se suma a la iniciativa Simplit, el primer certificado de productos con diseño basado en las personas mayores. Simplit persigue un doble objetivo: dar respuesta a las empresas interesadas en este colectivo cada vez más exigente y, al mismo tiempo, garantizar que estos productos tienen en cuenta las necesidades y preferencias del consumidor de todas las edades.

Las personas mayores representan el 17% de la población y las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE) apuntan a que en 2050 el 30,8% de los españoles superará la edad de 65 años. En la Comunidad Valenciana representan el 16,6% de la población total.

Este elevado porcentaje de personas mayores, junto a un aumento de su tiempo libre y capacidad adquisitiva (sin cargas económicas como hipotecas o mantenimiento de hijos), ha llevado a las empresas a interesarse cada vez más por adaptar sus productos a este colectivo.

Al comprar un producto el consumidor mayor se pregunta si es tan fácil de utilizar como le cuentan, si se adapta a sus necesidades y qué garantías tiene de que eso es así. Para dar respuesta a estas preguntas nace Simplit, una iniciativa de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP) y el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) promueven esta iniciativa, en colaboración con AENOR que, tras someter el producto a valoración, también concede el certificado AENOR CONFORM.

Facilitar la lectura de las instrucciones de los electrodomésticos o la destreza en el uso de nuevas tecnologías; adecuar el mobiliario teniendo en cuenta la regulación de altura y profundidad de armarios y estantes, o mejorar la disposición de las superficies de trabajo en la cocina, son algunos ejemplos de aplicación del diseño basado en las personas mayores en productos y entornos de la vida diaria.

Usuarios y empresas disponen de un sitio web (www.simplit.es) donde se recogen las novedades relacionadas con la iniciativa Simplit y solicitar información para la evaluación de sus productos.