26/11/2014

UNA BUENA NOTICIA: SANYRES Y LÓPEZ IBOR COLABORAN EN ATENCIÓN PSIQUIATRICA

El 26 de noviembre el centro residencial Sanyres la Cañada ha podido dar a conocer a una serie de autoridades invitadas la unidad de psicogeriatría que ha sido impulsada por el grupo de residencias Sanyres con la colaboración de la Clínica López-Ibor. Esta nueva unidad surge como respuesta a la falta de centros especializados para atender a los mayores con patologías psiquiátricas.

 

Residencia de ancianos Sanyres la CañadaEl alcalde de Villanueva de la Cañada, Luis Partida Brunete ha visitado las instalaciones siendo recibido por el director general de Grupo Sanyres, Ramón Berra de Unamuno, la directora del centro, Nieves Coello y los representantes de la Clínica López Ibor, Juan José López-Ibor Alcocer, director general y María Inés López-Ibor Alcocer, directora asistencial. En la comitiva han estado también presentes las concejalas de Tercera Edad, Mª Tránsito Luis Hernández y Cristina Hernández Núñez y de Asuntos Sociales, Inmigración y Familia.

 

La unidad de psicogeriatría de Sanyres la Cañada afronta esta disciplina con un enfoque global. Por un lado, está especialmente definida para el residente mayor con enfermedad mental;  desde el diseño de los espacios: habitaciones individuales amplias, espacios comunes con luz natural, sin obstáculos, que minimizan el riesgo de autolisis así como zonas verdes para el paseo y relajación. Y para cada caso, se identifica el equipo de profesionales (psiquiatras, psicólogos, neurólogos, gerontólogos, terapeutas, médicos y personal auxiliar) que han de participar, para realizar un abordaje integral de las diferentes patologías.

 

Desde Sanyres opinan que "el tratamiento que ofrecemos se centra en la persona, adaptándolo al ritmo del paciente y a sus características concretas, y haciéndole partícipe, dentro de lo posible, en la toma de decisiones. Recibir este tratamiento en un espacio normalizado es clave”, según Ramón Berra de Unamuno, director general.

 

Por su parte Mª Inés López-Ibor Alcocer, directora asistencial de Clínica López-Ibor ha manifestado que "desde el punto de vista psicológico, la detección precoz y la acción  proactiva es vital para afrontar cuanto antes este tipo de patologías. El trabajo conjunto con el nivel asistencial y con el equipo médico que hace el seguimiento a las personas mayores, nos permite enfocar el diagnóstico y el tratamiento hacia la plena recuperación del paciente”.

 

Ambos han insistido en la detección precoz  como elemento clave para el tratamiento de posibles patologías psiquiátricas como depresión, esquizofrenia o el trastorno bipolar. Actualmente no existen suficientes centros adecuados que cuenten con unidades especializadas para media y larga estancia, con el profesional sociosanitario necesario, por lo que esta unidad de psicogeriatría es pionera en desarrollar este abordaje integral en la asistencia psicológica a las personas mayores.