02/11/2012

UPIMIR PROPONE SIETE MEDIDAS AL CONSELLER CLERIES

La Asocición patronal Upimir, que agrupa a unos 250 servicios de atención a la dependencia en Cataluña, ha hecho llegar a los consejros de Benestar Social i Familia y al de Economia, unas cartas en las que exponen su descontento y realizan propuestas para el futuro.

 Unió de Petites i Mijanes Residències de Catalunya

Upimir se manifiesta conocedora de la situación de “penuria económica” que se vive actualmente pero considera que no se puede abdicar y que hay cosas que la Generalitat podría hacer, después de haber dejado de pagar la cantidad que tocaba cobrar a las residencias concertadas el pasado mes de julio y que ha obligado a muchos centros a aplazar pagos de impuestos y seguros sociales y, lo más grave, a no poder pagar la totalidad de las nóminas a los trabajadores.


UPIMIR recuerda que no pueden dejar de prestar el servicio aunque no cobren , no pueden cerrar,  ni unas horas, o presionar de otra forma  por lo que sólo les queda escribir  quejándose de lo que está sucediendo.
La carta recuerda cómo fue el proceso del impago.  La precipitación con la que se comunicó y el incumplimiento en la fecha de pago posterior que había anunciado la administración.  También aporta un argumento novedoso que es el de apuntar que, al haber aplicado  el “pago cero para todos los centros”, se ha castigado más a las residencias que tienen más plazas concertadas o de colaboración que son los más “fieles proveedores” de la administración.  Unos proveedores que han visto congelada reiteradamente la tarifa mientras los costes se incrementaban, algo que, recuerda la carta, el Conseller Cleries conoce perfectamente desde sus tiempos en la oposición.

Upimir realiza en su escrito siete propuestas concretas entre las que destacan:

- Que ICASS diga claramente cuál es el calendario de pago o si no se podrá recuperar lo que se dejó de cobrar en julio.

- Pagar los atrasos existentes que no son de julio y que se refieren a usuarios de colaboración y PEV.

- Priorizar en el pago a los centros con una mayor proporción de usuarios financiados por la administración.

- Crear desde la administración líneas de créditos blandos.

- Informar a los usuarios de la cantidad que la administración debe a las residencias correspondiente a su estancia concreta.

- Comunicar a los agentes sociales (especialmente a los sindicatos) la situación real.

La última es la que tiene una mayor carga política ya que es “eliminar del discurso político el reticente desconocimiento de lo que pasará el mes que viene”.  Upimir pide algo muy difícil en tiempos actuales: seguridad.  La patronal viene a decir, “si no nos van a poder pagar que nos lo digan y estudiaremos qué hacer” y si nos van a poder pagar que nos digan cómo piensan hacerlo.

 

La carta acaba con una cita de Séneca “Effugere non potes necessitates, potes vincere” (No puedes huír de los problemas, pero puedes superarlos).