14/07/2008

VIDA SEXUAL DE LAS PERSONAS MAYORES

EL SEXO AUMENTA CON LA TERCERA EDAD

Resulta un tema que de vez en cuando se pone de actualidad cuando se habla sobre cómo viven las personas en una residencia, cómo les afecta en sus hábitos y en sus derechos. Incluso tratamos el tema de la pornoterapia en una noticia de 2005.

Llamamos la atención ahora sobre un estudio que ha difundido la web de una radio chilena en el que se defiende que las personas mayores tienen una vida sexual más activa ahora que hace treinta años. Sorprende que el estuido se refiera a 2001 pero quizás lo que pasa es que la noticia no es realmente "de actualidad".

Un estudio de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, aseguró que las personas de la tercera edad tienen cada vez mayor actividad sexual.

La investigación, publicada en la revista British Medical Journal , analizó a cuatro grupos de personas de 70 años a los que preguntaron sobre su vida sexual entre 1971 y 2001.

El análisis demostró que tanto los hombres como las mujeres tienen actualmente un mayor número de relaciones sexuales que hace 30 años.

Este hecho puede deberse, según explicó el responsable del estudio, Nils Beckman, a que "las actitudes de hoy son de una mentalidad más abierta y positiva".

Según la investigación tanto en hombres como mujeres, casados y solteros, en las últimas tres décadas ha aumentado la frecuencia con la que hacían el amor y, al mismo tiempo, la percepción satisfactoria de esas relaciones.

Así, el 52 por ciento de los hombres casados afirmó haber tenido relaciones a comienzos de la década de 1970, una cifra que aumentó hasta el 68 por ciento en 2001.

En el caso de las mujeres casadas, un 54 por ciento el grupo entrevistado en 2000-2001 afirmó tener contactos sexuales, mientras que a comienzos de 1970 sólo un 30 por ciento admitió mantener relaciones


Las mujeres orgullosas y los hombres insatisfechos

En cuanto a la satisfacción, se mostró una proporción creciente sobre todo entre las mujeres que se mostraron orgullosas de su vida sexual, incrementándose notablemente en los últimos años aquellas que admitieron haber alcanzado el orgasmo.

Por el contrario, aumentó el número de hombres insatisfechos.

Para los autores del estudio, esto se explica, porque actualmente es más aceptable admitir un fracaso sexual.

Para Beckman, esta investigación "inspirará a la gente mayor a buscar ayuda si está teniendo problemas sexuales y hará que médicos y otros profesionales de la salud sean conscientes de que, incluso, los mayores pueden o quieren estar sexualmente activos".