07/11/2005

GUIPUZCOA APUESTA POR LA PERMANENCIA EN EL DOMICILIO

Modelo de atención a las personas mayores dependientes de Gipuzkoa

 

· El modelo prevé que en 2010, Gipuzkoa cuente con 5.463 plazas residenciales en residencias de mayores en Guipúzcoa, un 18% más que en la actualidad, que todos los municipios de más de 3.000 habitantes tengan un centro de día y que este servicio se generalice también a los fines de semana.

· El diputado general y la diputada para la Política Social abrirán una ronda de contactos con los grupos junteros con el objeto de debatir la propuesta y lograr un consenso que respalde y asiente el modelo.


Una propuesta abierta al debate y que busca un acuerdo de base amplia. La diputada para la Política Social, Esther Larrañaga, ha presentado hoy en las Juntas Generales de Gipuzkoa, el documento estratégico que recoge la propuesta de la Diputación Foral sobre los servicios sociales necesarios para garantizar y consolidar "el modelo de atención a las personas mayores dependientes de Gipuzkoa".

El modelo supone la plasmación concreta en objetivos, plazos y proyectos definidos para 5 años de "cómo queremos que sean los servicios sociales para personas mayores dependientes en 2010". Se basa, para ello, en el Mapa de los servicios sociales de Gipuzkoa elaborado conjuntamente por la propia Diputación y los ayuntamientos; y desarrolla y aplica las líneas estratégicas de atención a la dependencia consensuadas en la ponencia de Juntas Generales que, al efecto, ha venido trabajando durante el último año de forma pionera.

Se trata, además, de una propuesta "abierta al debate y con voluntad de consenso" con los grupos junteros y que busca un acuerdo de base amplia, tal y como ya avanzó el diputado general, Joxe Joan Gonzalez de Txabarri, en el último debate de política general.

Tras la comparecencia de hoy, se abre una ronda de entrevistas con los grupos junteros, en la que participarán, por parte de la Diputación, el diputado general y la diputada para la Política Social. El objetivo de estos contactos es "recoger las aportaciones de los distintos grupos políticos", y poder tener un documento de consenso para finales de año. El "reto" social que representa la atención a la dependencia, requiere "un marco de trabajo estable y el acuerdo de todos", ha afirmado Esther Larrañaga.


Un modelo de servicios y prestaciones sociales sostenible y de calidad. En el transcurso de su comparecencia, la diputada ha explicado cuáles son las prioridades que establece la Diputación a la hora de desarrollar los distintos recursos de atención a la dependencia de personas mayores.

El Modelo apuesta por mantener una elevada tasa de concertación (del 90% de plazas residenciales concertadas, el 85% son actualmente, de financiación foral); por ampliar las coberturas en el conjunto de los programas; y por desarrollar los proyectos con un criterio de equilibrio territorial, para que todos los guipuzcoanos, sea cual sea su lugar de residencia -también en las zonas rurales y en los municipios pequeños-, tengan garantizado el acceso a unos servicios sociales de calidad en igualdad de condiciones. Asimismo, constituyen principios de actuación básicos para la definición del Modelo, la atención prioritaria a las situaciones de mayor necesidad, la sostenibilidad y el reconocimiento y el apoyo a las familias que cuidan en su propio domicilio a una persona mayor dependiente.

El mantenimiento de la persona mayor en su entorno, prioridad del Modelo de atención a las personas mayores dependientes de Gipuzkoa. La diputada ha destacado que el objetivo de la Diputación que subyace en estos planteamientos es el de "promover todos aquellos recursos que permitan que la persona dependiente pueda permanecer en su entorno el mayor tiempo posible", y ofrecer distintas alternativas de alojamiento de calidad, cuando lo primero no sea posible.

Para facilitar la permanencia de la persona mayor en su domicilio y en su entorno familiar, la Diputación ofrece ya en la actualidad, distintos recursos de apoyo a familias: ayuda a domicilio, teleasistencia, ayudas técnicas, centros de día y un programa específico dirigido a los cuidadores, el programa Sendian.

En lo referente al servicio de ayuda a domicilio, la institución foral propone incrementar la cobertura, intensidad y días de atención del servicio de ayuda a domicilio, de manera que en 2010, haya 6.573 personas que reciban este servicio, de los cuales 3.615 serían dependientes. A este respecto, la diputada para la Política Social ha subrayado la importancia y el alcance del acuerdo logrado entre la Diputación Foral y EUDEL: "Si la ponencia de Juntas Generales supuso ya una iniciativa pionera de pacto social sobre el análisis de la situación de la dependencia de las personas mayores en Gipuzkoa, el acuerdo con EUDEL supone llevar a la práctica esa voluntad de pacto social, al menos en lo que al servicio de ayuda a domicilio se refiere".

En cuanto al programa de apoyo a las familias que cuidan en su propio domicilio a una persona mayor dependiente -el programa Sendian-, se propone doblar los casos atendidos, hasta llegar a las 2.000 familias. El objetivo de cobertura para la teleasistencia, por su parte, contempla alcanzar los 5.000 usuarios en 2010.

Asimismo, los centros de día se implantarían en todos los municipios con más de 3.000 habitantes, si bien hoy en día "hay localidades más pequeñas que ya cuentan con este recurso", ha precisado la diputada. Además, este servicio se prestaría de forma generalizada los fines de semana, duplicando, prácticamente, la oferta actual.

Los centros residenciales. Las residencias constituyen otro de los pilares del Modelo presentado hoy en Juntas Generales. Los centros residenciales son un recurso dirigido a personas cuyo cuidado no esté garantizado con los programas destinados al mantenimiento de la persona mayor dependiente en su entorno. "Nuestro objetivo es que Gipuzkoa tenga 5.463 plazas residenciales en 2010, un 18% más que en la actualidad, de manera que la tasa de cobertura sea del 4,1% de las personas mayores", ha manifestado Larrañaga. Todas las plazas estarán adaptadas a la normativa vigente, es decir, a las necesidades de un usuario con un elevadísimo nivel de dependencia.

La diputada ha destacado asimismo que, en el campo de las residencias, se apuesta por una "especialización cada vez mayor" de los recursos, a fin de atender a personas con perfil psicogeriátrico -con demencias y trastornos del comportamiento-; o bien con necesidades sociosanitarias, es decir, que precisan una atención intermedia entre un hospital y una residencia.

La concertación, uno de los rasgos fundamentales del modelo de protección social en Gipuzkoa. La Diputación apuesta por un modelo de concertación en los centros asistenciales, un modelo que conjuga la responsabilidad pública, la colaboración interinstitucional -en el ejercicio cada institución de sus respectivas competencias-, y la iniciativa social. La institución foral propone mantener a medio plazo, una tasa de concertación "muy elevada, en la línea de lo que tenemos hoy en día".

La diputada para la Política Social ha realizado, finalmente, un llamamiento a los grupos junteros para que aborden el análisis y el debate sobre el modelo propuesto con "pragmatismo, talante constructivo y voluntad de acuerdo, para lograr así, que los poderes públicos garanticen a 125 mil guipuzcoanos y guipuzcoanas, un modelo de servicios y prestaciones sociales sostenible y de calidad. Porque, tal como dijo el diputado general durante el último debate de política general,