01/10/2015

AERTE apoya la creación de una comisión de investigación sobre adjudicación de residencias en la Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana es una de las que tiene un sector geroasistencial más convulso.  No se trata únicamente de que la administración pague tarde y poco a las entidades que gestionan plazas en residencias para personas mayores de la Comunidad Valenciana, es que, durante los años ha utilizado diferentes sistemas de colaboración "público-privada" y en algunos casos se han planteado dudas que incluso han llegado a procedimientos judiciales penales.  La última polémica nace en 2008 cuando la Generalitat empezó a utilizar el sistema de concierto beneficiando a las residencias que estaban en el conocido como "Plan de Accesibilidad".  Para algunos era sencillamente el cumplimiento de un acuerdo alcanzado con anterioridad, para otros un trato discriminatorio y una ilegalidad.
 
El cambio de gobierno en las últimas elecciones ha propiciado que la Generalitat anunciase un cambio en la forma de hacer las cosas y ahora estamos en una situación de impasse.   Por un lado se acusa al actual gobierno de continuar actuando como el anterior (Ver noticia aparecida en El Mundo), por otro el Partido Socialista plantea que el Parlamento Valenciano cree una comisión de investigación mirando hacia el pasado para determinar si las adjudicaciones se han hecho correctamente.
 
En este contexto se entiende el comunicado difundido recientemente por parte de La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (AERTE), que dice lo siguiente 

José María Toro Director General de AERTE
- AERTE valora positivamente la propuesta realizada por el PSPV-PSOE de crear una comisión de investigación relativa a esclarecer las adjudicaciones, de forma supuestamente irregular, de plazas concertadas a ciertas empresas. Esta es una situación que lleva denunciando hace años. Además, la patronal de asistencia a la dependencia ya solicitó en julio de 2014 al anterior Gobierno valenciano que abriera una investigación interna.

- AERTE insta al actual Consell a no seguir resolviendo plazas por encima del primer tercio del total, a las empresas supuestamente favorecidas por este hecho, hasta que se aclare la situación y a revisar los contratos de plazas residenciales que se mantienen con dichos centros. Solicitud que también reclamó en varias ocasiones al anterior Gobierno valenciano.

En este sentido, AERTE recuerda que actualmente no existe un soporte legal para ello, según se recoge en los informes emitidos por la Abogacía de la Generalitat Valenciana, el Consejo Jurídico Consultivo y la Junta Superior de Contratación de la Generalitat Valenciana, por lo que urge a intervenir al Consell de manera inmediata para su paralización. De hecho, estas plazas se están pagando a través de expedientes de enriquecimiento injusto por la inexistencia de contrato en vigor.

AERTE ha propuesto para evitar que se continúe en esta situación irregular pero sin perjudicar a las personas en situación de dependencia que requieren atención, que se permita a los dependientes que obtengan una plaza concertada que puedan elegir libremente, por procedimiento de urgencia, dónde quieren ser atendidos entre todos los centros acreditados de la Comunidad Valenciana.

- AERTE vuelve a solicitar la creación de un acuerdo marco de concertación de plazas transparente basado en la libertad de elección de centro por parte de la persona dependiente de modo que todas las personas tengan los mismo derechos, y que permita participar en igualdad de condiciones a todas las residencias debidamente acreditadas.