02/08/2006

C. VALENCIANA: NUEVOS PROGRAMAS SOCIALES E INYECCIÓN PRESUPUESTARIA




La Conselleria de Bienestar Social de la Comunidad Valenciana vuelve a ser noticia por dos motivos. Por una parte ha presentado conjuntamente con el Consejo Valenciano de Personas mayores dos interesantes programas dirigidos básicamente a la prevención de enfermedades que se presentan en la edad adulta: uno se centra en la detección precoz de la hipertrofia prostática benigna que puede degenerar en cáncer en la población mayor de 50 años y el otro programa tiene como referente la población de más edad; bajo el título "Yayo sin dolor", tiene como objetivo prevenir el dolor persistente asociado a procesos degenerativos asociados a la edad. Por otra parte se ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana una ampliación presupuestaria de más de 14M de euros para poder hacer frente a la deuda contraida en los programas bono-residencia y accesibilidad social.

El Presidente del Consejo de Personas Mayores de la Comunidad Valenciana, órgano creado hace seis meses con la finalidad de dotar de voz a los mayores para que participen de modo activo y efectivo en las decisiones del Consell en las políticas que a ellos les afecten. El pasado 9 de Julio presentó sus dos próximos proyectos de actuación que desarrollará conjuntamente con la Conselleria de Bienestar Social y que se llevarán a cabo a través de residencias, centros de día, centros especializados y también Ayuntamientos de toda la Comunidad.

El primero de ellos se pondrá en marcha a partir de Octubre en colaboración con la Clínica Quirón de Valencia y tiene por objeto la prevención de patologías asociadas a la próstata haciendo hincapié en la hiperplasia beniga de próstata y en el tumor maligno de próstata. Se dirigirá a mayores de 50 años que acudan a Centros Especializados de Atención a Mayores ( CEAMs) y a los que de forma voluntaria quieran someterse a examen médico.

El segundo de los programas "Yayo sin dolor" que, según palabras de la propia Consellera, Dña. Alicia de Miguel, "ayudará a los trabajadores sanitarios de las residencias y Centros Especiales de Atención a Mayores, CEAMs, a prevenir, detectar y combatir el síndrome de "dolor persistente", lo que redundará de forma evidente en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores con problemas". Este programa piloto comenzará también entre Octubre y Noviembre y contará con una dotación presupuestaria de 10.800 euros, beneficiando a 2000 usuarios. De cara a ponerlo en marcha la Conselleria ha firmado un convenio con la Unidad Multidisciplinar del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, a través de la fundación Fundolor en el que se llevará a cabo un programa formativo que servirá para mejorar el tratamiento y diagnóstico del dolor en los usuarios de estos centros residenciales. No hay que olvidar que el dolor puede provocar en el individuo una gran demanda asistencial y de recursos, lo que hace que repercuta en un elevado coste socioeconómico. Este programa estará formado por un equipo que contará con médicos, psicólogos, farmaceúticos, rehabilitadores y enfermeros. Las actuaciones tendrán tres destinatarios fundamentales: el residente con dolor, el equipo multidisciplinar sociosanitario y la familia o los cuidadores.

Estos programas se completarán en un futuro próximo con la creación de la tarjeta del mayor.

También este mes ha sido noticia Valencia, tras conocer la inyección presupuestaria de más de 14M para financiar los programas de bono-residencia y accesibilidad social. Aunque el anuncio del incremento presupuestario ha sido presentado como un éxito del programa de bono-residencia por parte de la Administración, lo cierto es que viene casi en su totalidad a cubrir las deudas de la Conselleria con los geriátricos concertados con este programa y asociadas a más de 2300 mayores. Con este montante se permitirá también garantizar todas las ayudas del año anterior y atender nuevas demandas de forma que haya personas mayores que pueden recibir por primera vez esta subvención. Según FSP-UGT, la lista de espera para conseguir un bono-residencia era de más de dos años. En la actualidad 214 residencias de la Comunidad Valenciana están adheridas al programa poniendo a disposición de la Generalitat más de 10.000 plazas residenciales. La Generalitat, por su parte asegura que en la actualidad está financiando de forma directa o indirecta alrededor del 65% de la totalidad de plazas residenciales de esta Comunidad a través del bono-residencia, la accesibilidad social, subvenciones para el coste de plazas y subvenciones para el mantenimiento de centro además de a través de convenios.