24/05/2012

COMUNIDAD VALENCIA DERIVARÁ CRÓNICOS A RESIDENCIAS

Una de las cuestiones que sale a la palestra siempre que se plante la racionalización del gasto sanitario es la atención en hospitales de agudos o crónicos de personas que, podrían recibir servicios en un entorno menos costoso para el sistema (en centros sociosanitarios o en sus domicilios con un apoyo externo).

El varias comunidades autónomas han impulsado iniciativas.  Ahora leemos en Las Provincias que en la Comunidad Valenciana los Hospitales de Atención a Crónicos y Larga Estancia (Hacle) que atienden a 5.000 pacientes al año, podrían derivar al 12% de los mismos (tras una estancia de tres meses)  a Bienestar Social para su atención en residencias.

Atención sociosanitaria La medida ha sido muy bien recibida por parte de la Asociación patronal AERTE que en boca de su presidente, Alberto Giménez ha dicho que atender a un enfermo crónico en un Hacle cuesta «500 euros al día, mientras que una residencia puede hacerlo por 120 euros diarios»

Una simple operación aritmética y concluimos que la medida generará un ahorro de 80 millones de Euros al año.  Un análisis más detallado nos dice en cambio que el ahorro sólo se producirá en la medida en que los HACLE cierren las plazas correspondientes a los residentes derivados a residencias sociales.  Si estas plazas siguen abiertas y generando el gasto, entonces no se producirá ahorro alguno sino, una mayor cobertura de atención con más gasto.

La pregunta que, sorprendentemente no aparece en la noticia es sencilla: ¿Por qué un Hacle cuesta 500€ al día y una residencia 120€?  ¿De verdad existe una justificación para una diferencia superior al 400%?  Quizás los gestores de residencias han aprendido a ser más eficientes que los que gestionan establecimientos sanitarios de larga estancia o quizás haya otro motivo.  En cualquier caso, sería importante determinarlo ya que si no se encuentra uno de peso quizás debería plantearse una derivación no del 12% sino muy superior.