17/06/2015

El sector de las residencias expectante ante el nuevo gobierno en la Comunidad Valenciana

Uno de los factores que ha llevado al cambio de color político en la Comunidad Valenciana ha sido sin duda la gestión de las ayudas de la dependencia en la misma.  Durante los últimos años esta comunidad ha sido de las peores valoradas en cuanto a aplicación de la Ley e incluso se han producido sonados escándalos relacionados con la forma en que se han adjudicado ayudas públicas.

Así las cosas el nuevo gobierno ha indicado que una de sus mayores prioridades es "lo social" y dentro de este campo las ayudas a los dependientes.

El sector de las residencias de mayores en Valencia, liderado por la patronal AERTE ha hecho público en varios medios de comunicación que  "hay mucha esperanza en que se acometan las medidas necesarias para que se resuelvan los principales problemas", como la urgente resolución de los expedientes de dependencia y la dotación de recursos necesarios para que sea efectiva, "estaremos encantados de poder colaborar con el nuevo Consell para lograrlo”.

AERTE, a través de su director general, José María Toro, ha recordado al nuevo gobierno que "es necesario para prestar unos servicios adecuados. Durante estos años de crisis el sector ha estado al borde de la quiebra por los continuos impagos del Gobierno. A pesar de ello, las empresas del sector han mejorado los ratios de eficiencia de la Administración, sumando lo mejor de la gestión pública con lo mejor de la gestión privada", sin olvidar que "en tiempos de crisis, hemos sido un gran colaborador de la Administración pública, hemos servido de amortiguador para mantener el pago de las nóminas, el de las facturas de los proveedores y los centros abiertos a pesar de las graves dificultades de la administración para cumplir sus compromisos de pago. Hemos demostrado nuestro compromiso social”.

Ver información completa en El Diario