09/01/2015

En la Comunidad Valenciana no se sabe nada del prometido nuevo proceso de concertación de plazas

La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunitat Valenciana (Aerte) ha pedido que el sobre la tramitación del procedimiento de nulidad que afecta a algunas de las adjudicaciones realizadas, presuntamente de forma irregular, a determinadas empresas que gestionan residencias geriátricas en la Comunidad Valenciana.

 

Aerte ha reclamado por escrito a la Conselleria de Bienestar Social, al Consell Jurídic Consultiu y a la Abogacía General de la Generalitat información sobre las adjudicaciones a las empresas que resultaron adjudicatarias en el contrato denominado "accesibilidad social” y que actualmente son plazas concertadas en residencias de mayores.

 

Aerte considera que, no es sólo la patronal mayoritaria del sector, sino que está personada como parte codemandada en los seis contenciosos presentados en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana por este tema" motivo por el cual se siente legitimada para obtener toda la documentación de que dispongan en relación al caso los órganos administrativos y jurisdiccionales.

 

Hasta que les lleguen todos los documentos, desde la asociación patronal, han solicitado que se suspendan todas las actuaciones que puedan estar relacionadas con este procedimiento.

 

En su consideración de interesados en los procedimientos, desde Aerte consideran que se les debería haber dado audiencia durante la tramitación tal como prevé la Ley habiéndoseles tenido que permitir presentar alegaciones, cosa que no ha sucedido hasta ahora.

En el comunicado que han difundido indican que "el TSJCV, en sentencia de febrero de 2014, reconoció a Aerte su derecho a tener audiencia en todos los procedimientos relacionados con el sector que afectaran tanto a la asociación como a las organizaciones empresariales que representa, e instó a la Conselleria de Bienestar Social a darle audiencia en estos casos".

Por otro lado, la patronal denuncia que han pasado dos meses desde que la consellería de Bienestar Social anunciara la inmediata puesta en marcha de un acuerdo marco para la concertación de plazas en el que participarían todas las entidades del sector y en el que se daría las mismas oportunidades a todos los centros, sin que a fecha de hoy se sepa nada al respecto.

 

"Un programa que debería agilizarse y ser prioritario en las políticas del Consell, no sólo porque permitiría alcanzar, cuanto antes, el deseado equilibrio en el sector, sino que haría que se respetase la libertad de elección, al igual que, según manifestó el presidente Fabra en su discurso de año nuevo, el Gobierno valenciano quiere implantarlo en otros servicios como la educación o la sanidad” en palabras de María José Mira, gerente de Aerte.

Una noticia de gran interés para las residencias de mayores de la Comunidad Valenciana