05/07/2003

Importante ahorro de medicamentos en residencias públicas Valencianas

Según informa el apartado de noticias de ya.com citando la Agencia Europa Press (02/07/2003) La Generalitat Valenciana ahorró en el último año más de 3,3 millones de euros en medicamentos que se administran en residencias

 

Esta cantidad, añadieron, supone un ahorro del 65 por ciento en el coste de fármaco por usuario, "lo que significa una racionalización del gasto y una mejora de las prestaciones", explicó la consellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel.

Durante este año, Bienestar Social ha implantado el sistema de atención farmacéutica en dos nuevos centros residenciales de tercera edad, con lo que en la actualidad son ya cinco las residencias que disponen de un servicio de farmacia para abastecer a los centros de mayores y discapacitados, dependientes de la Generalitat, de Alicante, Castellón y Valencia.

Asimismo, el pasado mes de marzo comenzó a funcionar el servicio de farmacia en las residencias de El Pinar de Castellón, y en la de La Cañada de Valencia. Hasta ese momento, indicaron, las residencias de Burriana, Carlet y La Florida de Alicante disponían de este servicio que atendía alrededor de 3.000 mayores y discapacitados. Estos dos nuevos servicios, permitirán atender a 4.645 usuarios de plazas residenciales de personas mayores y de discapacitados psíquicos.

De este modo, indicaron que "gracias a la implantación del programa de Atención Farmacéutica, el pasado año se consiguió un ahorro de 3.382.755 euros, ya que se trata de hacer un uso racional del medicamento, mejorando la calidad asistencial de los pacientes institucionalizados", agregó Alicia de Miguel.

Para ello, se interviene en distintos niveles relacionados con el medicamento y el material sanitario, tales como la obtención, almacenamiento y conservación, selección, distribución, dispensación, administración, información y educación sobre los mismos, impulsando las acciones promotoras de la salud, preventivas y aquellas que redunden en un buen uso de los fármacos, indicaron las mismas fuentes.

La consellera de Bienestar Social señaló que, además, "se ha conseguido disponer de información de todos los centros, centralizar los procedimientos administrativos de facturación reduciendo los costes de personal, y establecer una única línea de contacto con Sanidad en el tema de la atención farmacéutica".

GUIA FARMACOTERAPEUTICA

En el caso del paciente anciano, se da una dificultad en la gestión de sus propios medicamentos y en el entendimiento de sus pautas terapéuticas, algo que dificulta aún más el cumplimiento del tratamiento y, favorece la polifarmacia y la automedicación, destacaron.

Por este motivo, la conselleria de Bienestar Social viene editando de forma periódica una Guía Farmacoterapéutica Geriátrica Sociosanitaria, cuyo objetivo es contribuir a mejorar la calidad asistencial en todo lo relacionado con el uso de los medicamentos en los centros, a través de la participación directa y corresponsable del farmacéutico en la terapia del paciente.

Por otra parte, según un estudio realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción referido a la Comunidad Valenciana, el consumo de analgésicos, tranquilizantes e hipnóticos por parte de las personas mayores de 65 años es superior al del resto de la población. Mientras que la media de la población en general se sitúa en el 3 por ciento y el porcentaje asciende al 26 por ciento en los mayores de 65 años. Este aumento se percibe, sobre todo, en el consumo de analgésicos, señalaron las misas fuentes.