28/10/2015

Proyecto europeo para preservar los sentidos del gusto y el olfato en las personas mayores

El centro tecnológico AINIA, con sede en Paterna, participará en un proyecto europeo de tiene una duración de un año y en el que colaboran diferentes perfiles de personas mayores de España, República Checa, Grecia e Italia.

Se trata del proyecto Erasmus+GYMSEN(Gimnasia sensorial para la tercer edad) que pretende frenar la degeneración de los sentidos del gusto y el olfato asociados a la falta de apetito en elenvejecimiento, para que las personas mayores conserven las ganas de comer y de paso mantener su capacidad cognitiva para mejorar el bienestar y calidad de vida en la tercera edad al prevenir o ralentizar el deterioro sensorial.

El envejecimiento provoca cambios psicológicos y fisiológicos que conducen a la pérdida de los sentidos, fundamentalmente el oído y la vista, pero también el olfato, el gusto y el tacto. Los expertos estiman que cerca del 90 % de las personas mayores de 80 años presenta alteraciones del apetito que se asocian por un lado a una menor necesidad física de aporte de energía y, por otro, a la alteración de los olores y sabores.

Olfato en personas mayoresLa disminución de capacidades al oler o saborear la comida aumenta el riesgo de malnutrición, pues se pierde el apetito o se discrimina mal la ingesta de alimentos.

El proyecto se trabajará con cuatro perfiles diferentes de personas mayores que los clasificará según su estado de salud, nivel de actividad y de grado de dependencia.

Cada país estudiará a un grupo: en España la experiencia se realizará ancianos sanos y activos; en la República Checa serán personas mayores sanas, pero con una intensidad de actividad baja; en Grecia los ancianos serán pacientes de alzhéimer y en Italia, personas mayores ingresadas en centros o residencias para la tercera edad.

Profesores, familiares, terapeutas o cuidadores realizarán un curso para aprender las actividades que realizarán con los ancianos: el curso sobre Gimnasia Sensorial , que será validado por los propios usuarios finales.

AINIA centro tecnológico, a través de Consumolab, centro de estudios del comportamiento del consumidor, participa en todas las etapas del proyecto GYMSEN evaluando las necesidades de los distintos perfiles de personas mayores, la creación de los materiales del curso para la realización de la gimnasia sensorial y la formación a profesionales y familiares de personas mayores para la impartición de los cursos.

Las acciones a ejecutar a través del programa GYMSEN abordan el área de la nutrición, cognitivo y de un estilo de vida saludable y, como elemento innovador, el ejercicio de las capacidades sensoriales de los ancianos.

Se prevé, por ejemplo seleccionar estímulos sensoriales olfativos y gustativos que se presentan a los ancianos durante un periodo de tiempo y con un número de repeticiones para mejorar su capacidad de percepción, o crear ejercicios y juegos para el reconocimiento de aromas, todo adaptado a los cuatro perfiles de personas mayores que contempla en programa.

Enlace de interés
También puede consultarse un artículo sobre el olfato en pacientes de Alzheimer