15/01/2016

Valencia amplía en más de 1 100 plazas la red de residencias para tercera edad y para personas con discapacidad

La red de plazas publicas de la Comunidad Valenciana está compuesta por 11 143 plazas en 403 centros para personas con discapacidad y con enfermedad mental crónica, y 17 691 plazas residenciales y de día en 510 centros para mayores dependientes. Esas plazas se incrementarán en 1 162 financiadas con fondos públicos más durante el años 2016. De estas plazas 277 serán para 10 centros nuevos que se inaugurarán a lo largo del año.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha anunciado su objetivo de incrementar el número de plazas residenciales y centros de día para personas mayores en situación de dependencia.

En cuanto a centros residenciales y de día para personas mayores está previsto ampliar el número actual de plazas disponibles con 700 nuevas concertadas en las tres provincias.

Así, por ejemplo, se pondrá en funcionamiento el centro de día de Sax, con 25 plazas, la residencia Aitana de Alicante, con 27, se abrirá la residencia municipal de Albal, con 25 plazas, la de Quart de Poblet, con 20 plazas residenciales y 10 de centro de día y la puesta en funcionamiento de los centros de día de L'Alcora y de Sax con 20 y 25 plazas respectivamente.

Las personas con diversidad funcional dispondrán de 369 plazas repartidas entre atención temprana, centros especializados para personas con enfermedad mental, rehabilitación e integración social (CRIS), residencias para personas con discapacidad intelectual, centros ocupacionales, recursos de día y viviendas tuteladas.

Además, se ha previsto la apertura y puesta en funcionamiento de seis infraestructuras y entrarán en funcionamiento la residencia municipal de Torrevieja con 40 plazas, la de Quart de Poblet con 10, la de Ontinyent con 40 plazas, y el CEEM y el centro de día para personas conenfermedad mental de Alcoy, con 40 y 20 plazas respectivamente. También se reabrirá la residencia Aitana de Alicante contará con 27 plazas, un recurso que fue clausurado en el año 2009.

Además de la oferta pública, la Comunidad Valenciana dispone de una amplia red de recursos concertados y privados para las personas mayores que completan la oferta de servicios en este sector.