22/01/2018

Desciende el número de jubilados británicos en Alicante

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

Los últimos datos publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una caída del número de residentes británicos en la provincia de Alicante.

Municipios con colonias importantes reflejan un notable descenso, por ejemplo, en la zona de la Marina Baja, Alfaz del Pi ha perdido 3100 personas de su padrón, casi todos residentes extranjeros. La reducción de habitantes es un pésima noticia pues se refleja en reducciones considerables del dinero que aporta la administración central a los municipios.

Tursitas británicos mayoresLas causas que se citan en que los británicos no se integran y que al hacerse mayores sufren de desarraigo y soledad, lo que les empuja a volver a su país de origen. A eso se une las incertidumbres que causa el Brexit y las dudas que siembran acerca de la cobertura sanitaria y las tasa que pueden verse alteradas.

Sin embargo, en la zona se achaca el descenso a cambios en el padrón y no a un éxodo real.

Las cifras son llamativas: según el INE en San Miguel de las Salinas se han ido el 43 % en ocho años, en Benitatxell casi la mitad de ellos, en Benissa el 44 %, en Teulada el 49 %), en San Fulgencio el 55 %), etc., a la vez que la población española en la región crece en una media del 5 %.

Según el Círculo de Empresarios de Marina Alta los británicos no es están yendo, sino que el censo se había inflado para recibir más dinero y se ha reajustado. Según esta organización no se ha detectado un parón en la venta de inmuebles ni un descenso en los negocios. Lo que ocurrió, según explica, los británicos se inscribieron para que se obtuvieran más ayudas

En su momento los alcaldes empadronaron a todos los que pudieron para obtener más ayudas del Estado. Muchos británicos se inscribieron en su momento, pero no renovaron la inscripción por desconocimiento o desinterés, lo que hace que al actualizar no se cuenten, aunque sigan residiendo. También se da el caso de británicos que no se empadronan por cuestiones legales y de pagos de impuestos.

Los principales motivos para el retorno son la edad y la enfermedad, la soledad al quedarse viudos, volverse dependientes o la sensación de desarraigo al no haberse integrado de manera efectiva en la vida de las localidades de residencia. Los servicios sociales, en estos casos, les buscan una residencia en sus localidades de origen o donde ellos decidan.

Una de las razones de salida e inquietud es el Brexit, que según cálculos del Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (INECA), puede afectar en una caída del 7 % del PIB de la provincia, algo más de 2300 millones de euros. Los pensionistas británicos, que además votaron por la permanencia en su mayoría, temen las consecuencias no se ciudadano de la Unión Europea y perder poder adquisitivo y la cobertura sanitaria que actualmente reciben y se factura al Reino Unido.

En definitiva, probablemente se junte un censo que no se ajustaba a la realidad con la posibilidad de que los cambios afecten y que todo haga que la población británica de Alicante descienda. Con el tiempo, valorando del censos anuales durante unos años, sabremos si es una tendencia.