Cómo debe ser una grúa para una persona mayor

Documento del Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas TécnicasCEAPAT(e-mail), perteneciente al IMSERSO y publicado con el permiso dado a Inforesidencias.com (reg. salida 973 de 20.04.01)


GRÚAS PARA PERSONAS MAYORES EN RESIDENCIAS O EN EL DOMICILIO


 

PUNTOS A CONSIDERAR

- Es esencial valorar en primer lugar si la persona puede o no ser entrenada para realizar la transferencia independientemente, o si esto puede ser conseguido con una ayuda mínima o una simple modificación, como reordenar los muebles en la habitación o la adquisición de un tipo diferente de silla de ruedas. Si la transferencia independiente es imposible, se debe considerar el uso de una grúa.

- Una evaluación completa debe contemplar: la patología, el curso de la enfermedad y la respuesta al tratamiento, las capacidades y deseos de la persona y sus cuidadores, los soportes corporales disponibles y las características arquitectónicas del hábitat.

- Se deberá determinar si se dispone de un asistente competente para manejar la grúa y el soporte corporal o si el usuario podrá realizarlo por si mismo; sí existe el espacio suficiente para maniobrar con una grúa móvil, particularmente en el cuarto de bailo y el aseo, si se dispondrá o no de un espacio adecuado para almacenar la grúa; si el edificio es apropiado para la instalación de un rail en el techo en caso de considerar necesaria una grúa de estas características.

- Las personas con discapacidad y su familia deberán implicarse en la selección de la grúa; esta debe ser aceptada y probada por ellos para comprobar que será útil en la vida diaria de la persona. Si no es totalmente aceptada caerá en desuso, el problema inicial permanecerá sin solución y se habrá realizado un gasto innecesario.

- La elección entre una grúa móvil, fija o de techo dependerá del uso para el que se destine, el espacio disponible y las habilidades del asistente.

- Para seleccionar el tipo de grúa y soporte corporal más adecuado para cada individuo es esencial probarlos.

- El asistente debe ser entrenado para usar la grúa y el soporte corporal correctamente y con seguridad.

- Con la grúa deben adjuntarse las instrucciones de uso y mantenimiento que el usuario necesita.

 

- Unas pocas semanas después de que la grúa haya sido servida, la persona que la prescribe debería visitar al usuario para comprobar que la grúa cubre las necesidades de éste y se está utilizando correctamente.


- Se comprobará el recorrido de elevación para asegurarse de que la persona pueda ser elevada a y desde determinadas superficies; no todas las grúas pueden elevar a personas desde el suelo. El método de elevar desde el suelo debe ser demostrado al comprador.


TIPOS Y CARACTERíSTICAS

 

- Dependiendo M modelo, el mecanismo de elevación es un sistema de husillo o manivela, una bomba hidráulica o se activa por un sistema eléctrico.

- La gente mayor puede ser menos aprensiva a un sistema de manivela que usar una bomba hidráulica que es más cansado. Además una mano está libre para situar a la persona durante el descenso.

- Dependiendo del tipo de instalación y la movilidad de la grúa, hay tres tipos: grúas fijas, grúas de railes o techo y grúas móviles:

- Las grúas fijas se instalan mediante un pie que queda fijo en el suelo o bien un soporte anclado a la pared. Los anclajes deben ser firmes en ambos casos. No permiten el traslado del usuario por el resto de la casa. Otra posibilidad es una grúa fija en la cual se puede acopiar un chasis con ruedas para pemitir el traslado por la casa.

- En las grúas de techo, los railes se colocan en el techo, éste debe soportar el peso de la estructura y es imprescindible saber si reúne las características arquitectónicas necesarias. El recorrido está limitado según las necesidades del usuario.

A continuación vamos a hacer especial hincapié en el grupo de las grúas móviles puesto que son éstas las que con mayor frecuencia podemos encontrar en los centros residenciales o/y asistenciales y que pueden requerir determínadas exigencias en cuanto a espacio, disposición del mobiliario (incluyendo los sanitarios), habilidad para su manejo, mantenimiento (sobre todo las de alimentación por batería), y la elección de los diferentes soportes corporales (según el uso y el tipo de usuario a que se destinen.

- Las grúas móviles disponen de una base con ruedas. La base puede ser de anchura fija o regulable; la posibilidad de cerrar las patas para pasar por lugares estrechos es imprescindible en la mayoría de los casos, pero se debe probar que la grúa no se desestabilice con el peso del usuario. Las grúas móviles no permiten el giro del asiento o del soporte corporal sobre su eje, por lo tanto deben aproximarse lo máximo posible a los puntos entre los que se realizan las transferencias.


GRÚA MÓVIL. ESPECIFICACIONES

 

- Las grúas grandes son apropiadas para el uso en centros hospitalarios y residencias donde hay espacio suficiente para maniobrar y almacenarlas; la grúas de menor volumen, requieren un espacio más pequeño para maniobrar y para ser almacenadas, por lo tanto son más adecuadas para usarse en casas privadas donde el espacio es restringido.

- Las grúas grandes generalmente tienen una base ajustable en anchura. La anchura determinará si la grúa pasa a través de las puertas y pasillos y si posibilita la aproximación al mobiliario, aparatos sanitarios, silla de ruedas, etc.

 


- El tamaño de las ruedas es variable: las grandes harán la grúa más fácil de empujar y maniobrar pero requieren mayor espacio libre debajo de los muebles. Las ruedas pequeñas se desplazan más libremente sobre un suelo duro y llano que sobre una moqueta de pelo grueso. Si se prefiere la moqueta, las ruedecillas se mueven mejor en un suelo de tejido tupido y firme,

- Cuando el recorrido a efectuar con la grúa incluya diferentes superficies (texturas) se producirá cierto balanceo e inestabilidad de la persona transportada.

- Los frenos de las ruedas son accionados para aumentar la estabilidad durante la transferencia. Algunos de estos frenos son más difíciles de liberar que otros y pueden dañar los zapatos del. ayudante.

- Las habitaciones, pasillos y los vanos de las puertas deben tener suficiente espacio para permitir maniobrar y girar con la grúa.

- Es necesario un asistente que sea suficientemente fuerte para empujar y maniobrar con la grúa y capaz de manejar los soportes corporales.

- Se necesita un espacio delante oly al lado M inodoro adecuado a la longitud de la grúa que permita las maniobras con ésta.

- Habrá que adecuar la altura de la bañera (elevándola sobre unas patas o quitando una sección del panel de la bañera, dejando un espacio libre que "aleje" la base de la grúa), salvo que la disposición de la bañera sea tal que permita la aproximación de la grúa (la base debería ser regulable en anchura).

- Debe existir un espacio para almacenar la grúa cuando no se use.

- Debe haber accesos libres de desniveles en las áreas de uso de la grúa.

- Deberá existir un servicio técnico que asegure el mantenimiento de la grúa y las Posibles reparaciones así como la provisión de piezas de recambio o de accesorios.


Traducción libre de algunas orientaciones recogidas en el manual HOIST AND LIFTS de la serie EQUIPMENT FOR THE DISABLED

Terapeutas Ocupacionales del CEAPAT

Gruas para residencias geriátricas

 

 

Noticias

19/10/2017

Adopta a un abuelo llega a Jaén

Adopta a un abuelo en Jaén

El bonito programa "Adopta un abuelo" llega a la provincia de Jaén

18/10/2017

Charlas para prevenir los delitos cometidos contra personas mayores

Ancianos en Ibiza

Interesantes charlas en Ibiza para que las personas mayores de la isla puedan prevenir los delitos que pueden cometerse contra ellas