Es mejor una residencia geriátrica grande o una pequeña

Residencias de ancianos grandes y pequeñas

Residencias geriátricas en España

 En la a actualidad, en España hay unas 5.000 residencias geriátricas y unas 360.000 plazas.  Si hacemos una división vemos que el tamaño medio de las residencias geriátricas es de 70 camas. La cifra, sin embargo, es engañosa.

 

Aproximadamente la mitad de estas residencias para mayores tienen menos de 50 camas y pocas (muchas de ellas públicas o de religiosas) tienen más de 100.

 

Debido a que la administración va exigiendo más requisitos referentes al personal y a los espacios que debe tener una residencia geriátrica para su autorización y cada vez hay más grandes empresas invirtiendo en la construcción de residencias, la tendencia que se está viendo va encaminada  a que cada vez los centros sean más grandes. De hecho, en la actualidad, aun con el déficit de plazas actuales para dar salida  a la demanda creciente, casi no se construyen residencias nuevas de menos de 100 plazas y algunas llegan a las 180 y 200).

 

El tamaño de la residencia geriátrica.. ¿Es importante?

Una vez expuesto brevemente la realidad actual, nos podemos preguntar ¿dónde encontraremos el mejor servicio? ¿Dónde preferiría usted vivir si ya no pudiese vivir en su casa?

 

La respuesta puede parecer muy rápida y obvia: lo mejor es vivir en una residencia pequeña que ofrezca un trato más personal y familiar. SNo obstante, si lo miramos co más detenimiento la respuesta es algo más compleja.

 

Para empezar, por ejemplo, si vivimos en una población pequeña con poca oferta de residencias,  puede darse el caso que ni siquiera podamos plantearnos a que residencia ir ya que seguramente hay un centro o ninguno. En cambio, en una ciudad más grande tendremos más opciones done elegir.

 

Sabemos que, normalmente en una residencia pequeña tendremos acceso directo al dueño del centro, conoceremos a todos los empleados,  otros residentes y sus familiares de forma que podemos encontrar un entorno familiar. Además hay la posibilidad que encontremos un geriátrico pequeño cerca de nuestra casa lo que cual nos permitiría ir a visitar a nuestra familiar más a menudo.

 

No obstante, en las residencias para mayores pequeñas también suelen darse aspectos no tan positivos. Estos centros estar situados en pisos o casas en las que se han podido hacer pocas obrar de rehabilitación por lo que tienen ciertas limitaciones arquitectónicas. Asimismo, es probable que nos encontremos con que todos los dormitorios son dobles o incluso triples y con el hecho de que no se dispone espacios especializados para atención (gimnasio, sala de actividades, consulta del médico o enfermería). El equipo de profesionales suele ser más limitado en residencias geriátricas pequeñas y, por último pueden tener más dificultades a la hora de tratar de forma específica y diferenciada a residentes que tengan demencia.

 

Las residencias geriátricas de mayor tamaño, especialmente si son de reciente construcción, tienen espacios muy amplios (30m2 o más por persona), con salas de actividades, gimnasio, consultas, de televisión..), un amplio equipo de profesionales (médico, enfermería, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional...) con muchas horas de presencia y la posibilidad de tener unidades diferenciadas para personas con demencia.

 

Si continuamos analizando las residencias de ancianos grandes vemos que muchas personas consideran que vivir en una  puede suponer un trato no tan personal con más rotación de empleados y más frío. Además, en ocasiones se encuentran más alejadas del domicilio de los familiares porque a los promotores les es difícil encontrar terrenos en el centro de las ciudades para construir grandes residencias.

 

Desde hace un tiempo las residencias de mayor tamaño  trabajan para cambiar esta imagen y, una de las formas que han encontrado es el "diseño modular", esto es, grandes residencias para la tercera edad (de 180 plazas, por ejemplo) que funcionan como si fuesen un grupo de pequeñas residencias para la 3ª edad de 30 plazas. ¿Pero como funcionan? Los residentes viven en una unidad con su comedor, su sala de estar y su personal de atención diferenciado y cuando lo necesitan, utilizan servicios comunes (médicos, fisioterapia, animación..) De ese modo, se busca conseguir las ventajas de las pequeñas y los servicios de las grandes.

 

Entonces, ¿es mejor una residencia de tercera edad grande o pequeña?

Analizando lo expuesto, aunque a menudo se nos pregunte cuáles son mejores, no somos capaces de dar una respuesta que sirva para todos.  Creemos que la respuesta se encuentra en los gustos, necesidades y preferencias de cada uno así que ya sabe "busque, compare..." y sobre todo, déjese recomendar por alguien de confianza que haya pasado por su misma circunstancia.

 

Autor del texto:  Josep de Martí, Gerontólogo Social y Jurista 

¿Quieres opinar sobre esta información? Hazlo en Google+ 

Noticias

01/07/2020

Los residentes de José Matía Calvo vuelven a sus paseos

El centro de atención residencial José Matía Calvo, ubicado en Cádiz, tras comprobar que la residencia estaba libre de coronavirus, ha decidido reanudar los paseos terapéuticos con sus residentes.

30/06/2020

Las residencias Orpea abren sus cocinas

La alimentación en las residencias para mayores debe ser una fuente de bienestar físico y también puede convertir el acto cotidiano de comer en algo, pues la comida nutritiva y saludable no está reñida con el placer de comer.