14/08/2015

En marcha el nuevo plan de inspección de residencias geriátricas en Aragón

Se inician las inspecciones en las residencias de ancianos de Aragón

 
El Gobierno de Aragón ha iniciado el Plan de inspección de residencias de ancianos y que se centrará en primer lugar en las que se sabe que tienen más problemas. Este plan se puso en marcha tras el incendio de la residencia de Santa Fe. La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales (DGA), María Victoria Broto, ha precisado que el departamento ya está hablando con las entidades que gestionan diferentes residencias de mayores para explicarles la puesta en marcha de estas revisiones y en qué consisten. El secretario general técnico, José Antonio Jiménez, encargado de informar a los representantes de las entidades ha dicho que la campaña tiene como objetivo «garantizar las condiciones de seguridad y bienestar de los ancianos que se encuentran en estas residencias».  
 

Buscan mejorar las condiciones de atención

 
Inspección residenciasBroto ha asegurado que las entidades que gestionan residencias de ancianos en Aragón ven con buenos ojos el plan de inspección, que garantizará a las personas mayores y sus familias que están en las mejores condiciones, como le consta, ha dicho, que ocurre en la «inmensa mayoría» y ha añadido «lo que quiero garantizar es que vamos a hacer el trabajo para que los tengan todos absolutamente». En cuanto a la organización, se está empezando por las instalaciones que han solicitado apertura o ampliación. También ese está comprobando si las residencias de tercera edad de Zaragoza, Teruel y Huesca,  que han recibido algún requerimiento han realizado las correcciones indicadas, sobre todo deficiencias referidas a la integridad y seguridad de las personas: prevención de incendios, sistemas de evacuación o condiciones higiénico sanitarias, para que se puedan tomar las decisiones oportunas a la vista la realidad de cada centro, siempre garantizando que todas las personas mayores reciben unos servicios adecuados.
 

Primera fase prioritaria de inspección de geriátricos en Aragón

 
Una vez concluya esta fase prioritaria, se continuará con la inspección del resto de centros residenciales geriátricos. Aunque no se contempla un cruce de información entre ayuntamientos, no se descarta hacerlo si se ve necesario. Estas medidas son un plus de seguridad para los usuarios, sus familias y las empresas que gestionan los centros y residencias de mayores, para la inmensa mayoría que cumplen con todas las garantías, pues así ven reforzada su oferta de servicios, y para aquellas que deben subsanar algún aspecto, para que se haga. De esta manera todos ganan en seguridad y calidad de servicio.
 
Es triste ver cómo en la forma en que la administración comunica la puesta en marcha de este plan de inspección  parece transmitirse la sensación de que en las residencias geriátricas aragonesas hay algo malo que debe ser descubierto y corregido.  Lo cierto es que este plan es la respuesta al incendio de una residencia que puso de manifiesto el deficiente sistema de autorización e inspección que funciona en la Comunidad Autónoma de Aragón.  Este plan debe ser visto como el que pone en marcha alguien que no ha hecho bien su trabajo durante años y quiere ponerse al día, no como el de alguien que quiere "mejorar la calidad de vida de los residentes", ya que, si esta fuese su verdadera motivación, no habría hecho falta que muriesen nueve personas en un incendio para comenzarlo.
 

Enlaces de interés  Información en la web de la Comunidad Autónoma  Web del Departamento de Servicios Sociales
Noticia en el Heraldo de Aragón