10/08/2015

Aumentan las estancias temporales en residencias de Asturias en verano


  • En Asturias se ha detectado un aumento de hasta un 20% de las peticiones de estancia temporal en el verano en los establecimientos privados. Sin embargo los centros de día no llegan a cubrir sus plazas 

 

La opinión de la patronal de residencias geriátricas de Asturias 

Estancias temporales en residencias de AsturiasLa Unión Asturiana de la Dependencia (UNADE) explica que los geriátricos son más demandados para el verano que para el resto del año y eso se debe en su mayor parte a que las familias se van de vacaciones o deben trabajar este periodo.   

 

UNADE señala que el perfil del usuario temporal es el de «una persona sin dependencia, con autonomía de decisión para elegir el centro en el que quiere residir y, sobre todo, el tiempo que quiere ocupar la plaza». Un tiempo que, normalmente, no supera el mes.  

 

Este incremento en la demanda no llega a los centros de día, a pesar de las ventajas que presenta, como recuerda UNADE: «Permite al mayor seguir en su domicilio, reduce el síndrome del cuidador debido a su amplio horario de atención, ralentiza los efectos de diferentes patologías, como rkinson o alzhéimer, y mejora la calidad de vida del usuario». 

 

Pero la crisis económica y los recortes aplicados por el Gobierno central a la Ley de la Dependenciajunto con la imposibilidad de compatibilizar su uso con la ayuda a domicilio han convertido al centro de día en algo menos usado por las familias, cuando no en algo difícil de alcanzar. Sin embargo, UNADE señala que «sería muy bueno ocupar las plazas libres con estancias temporales», porque «es muy bueno para el usuario y para su cuidador el poder compaginar el ocio con la atención en un centro de día». 

 

Ingresar en una residencia de mayores en verano no supone un sobrecoste excesivo


La patronal geriátrica indica que «no supone un sobrecoste excesivo», frente a la mejora que experimenta el usuario y que «los expertos recomiendan que los mayores, como cualquier otra persona, hagan nuevas actividades, terapias que les ayuden a mejorar física y psicológicamente, socialicen compartiendo su vida con otros compañeros, cambien de aires... en definitiva, que disfruten». Las opciones para mayores «son muy variadas. Desde ir a comer o merendar, a pasar un día divertido, alojarse los fines de semana o utilizar centros que no solo tienen jardines y áreas al aire libre, sino, también, piscina». 

 

Sin embargo, los empresarios detectan que «la mayor o menor demanda de los servicios de residencias de tercera edad en Asturias en la actualidad viene marcada por la situación hospitalaria, los repuntes de mayor demanda son los de mayor colapso hospitalario, olas de frío y calor o cierre de plantas en hospitales por vacaciones». Una atención puntual y urgente que, afirman, no se mantiene en el tiempo. «Llegan cuando están enfermos. Deberían llegar antes y vivir mejor».