16/06/2016

Castilla-La Mancha aumenta las prestaciones de atención residencial para personas mayores

Castilla-La Manchatiene a 10 642 prestaciones de atención residencial para personas mayores con grado de dependencia reconocido, casi mil más que el año pasado en estas mismas fechas que eran 9 644. Los datos han sido publicados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales-IMSERSO.

Además de este importante dato, la Consejería de Bienestar Social ha firmado un convenio con la Universidad de Castilla-La Mancha para realizar de estudios específicos sobre las personas mayores dependientes. Los trabajos se realizaran con las personas mayores que viven en las residencias y con los profesionales que están con ellas y serán llevados a cabo por el Grupo de investigación economía, alimentación y sociedad, perteneciente al Centro de Estudios Sociosanitarios de la Universidad de Castilla-La Manchaque dirige el profesor Francisco Escribano.

El Grupo tiene previsto desarrollar tres proyectos de investigación: uno sobre la situación de las personas mayores en situación de dependencia en Castilla-La Mancha; otro sobre el mercado de trabajo en las residencias de personas mayores de la región en el que se tendrán en cuenta factores como el entorno rural o urbano, el modelo de gestión o el número de usuarios; y un tercero trabajará en nuevos modelos de gestión de residencias de personas mayores y propondrá ideas en este ámbito.

El objetivo de este convenio es mejorar la atención de las personas mayores dependientes que se encuentran en centros residenciales, mejorar el modelo y a apoyar a los profesionales. El acuerdo se enmarca entre las acciones de Responsabilidad Social de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha dispone de la segunda mejor red pública residencial de España, por su ratio, sólo por detrás de Cataluña, con 11 370 plazas concertadas en 255 centros residenciales.