18/09/2014

CASTILLA LA MANCHA BAJA LA LISTA DE ESPERA EN RESIDENCIAS PÚBLICAS

Que baje el número de personas que están en lista de espera para ingresar en una residencia pública geriátrica en Castilla la Mancha, puede deberse a varios motivos.  Podría ser que se hubieran construido muchas residencias públicas, que se hubiera incrementado el número de plazas concertadas o que la gente se hubiera borrado de la lista por haber fallecido o desistido.

Al leer en la revista Tribuna de Castilla la Mancha que la lista de espera para entrar en una residencia de mayores se reduce un 75% desde 2011, nos hemos planteado esa pregunta.

Los motivos que expone  la noticia para el descenso e la lista de espera son que «entre 2009 y 2010 se cometió el gran de error de priorizar en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia el pago de ayudas para el cuidado en el hogar». «Lo que debía ser una excepción, se convirtió en una norma. El 95 por ciento de los dependientes atendidos en la provincia percibían una prestación económica», según lamenta.

Esta situación, según argumenta, conllevó el abandono de muchas plazas residenciales por parte de mayores que precisaban de atención especializada dadas sus limitaciones y, en consecuencia, la ruptura de «un modelo profesionalizado». «El número de personas válidas en residencias era a finales de 2010 mayor que la cifra de dependientes», asegura haciendo hincapié en la necesidad de derivar a los mayores con plenas facultades a recursos de otras características (por ejemplo, centros de día), apostando por la atención domiciliaria. Y es que entre las circunstancias desfavorables de esta provincia figura el de ser «una de las que mayor número de residencias con menos de 30 plazas tiene».

Vale la pena leer la noticia y sacar conclusiones.

Es una buena noticia para las residencias geriátricas de Ciudad Real