22/03/2012

CASTILLA LA MANCHA: LAS RESIDENCIAS REACCIONAN A LA REBAJA DEL 23%

Hace poco nos hicimos eco de las medidas para reducir el déficit que estaba tomando la Junta de Castilla la Mancha en el ámbito de la atención a mayores.

Parece que el lugar en el que creen haber encontrado carne que cortar es el la tarifa que pagan a los prestadores de servicios a la Dependencia y así se lo ha explicado a las Juntas Directivas de ARTECAM y ACESCAM (las dos patronales más representativas de la comunidad)  el Director General de mayores, personas con discapacidad y en situación de dependencia Sr. Juan José García Ferrer,  quien el 20 de mazro les comunicó las siguientes medidas:

1-   Queda suspendido en su totalidad el programa de estancias temporales.

2-   Se reduce la concertación en un 10%.

3-   A las empresas que no tengan  implantado un sistema de gestión de la calidad, si antes del 30 de junio del corriente, no consiguen esta implantación se les suspenderá el contrato que tengan con la administración.

4-   El precio día/usuario queda fijado:

a) residente no valorado por la dependencia: 27,09 euros

b) residente dependiente grado I : 40,44 euros

c) residente dependiente grado II: 42,35 euros

d) residente dependiente grado III: 45,61 euros

5-   Reducción de un 20% del coste de las plazas en las residencias llamadas del Modelo alemán y mini residencias.

Con estos datos, las patronales estiman una reducción en los ingresos para las empresas de aproximadamente el 23,5%, una cifra de dimensión tal que las juntas de las patronales han comunicado al Director General su intención de poner a la disposición de la administración la totalidad de las plazas de concierto, a la espera de que esta decisión sea ratificada en la asamblea que se ha convocado el próximo martes  día 27 de marzo.

Habrá que esperar a esa asamblea para determinar si las residencias asociadas apoyan la iniciativa.

De nuevo nos encontramos con las consecuencias de haber puesto en marcha un sistema insostenible que, durante un tiempo se ofrecía como modelo para otras comunidades.  Si la Comunidad no encuentra una salida equitativa a la situación pueden salir perjudicados, no sólo los receptores de los servicios, que sin duda son los más importantes sino la confianza de los empresarios en esa Comunidad, algo que generará efectos negativos en más personas y durante más tiempo.

En una noticia aparecida en El Correo, añaden un dato interesante, el coste de mantener una plazas en una residencia pública gestionada por la propia administración es de 150€. 

Una cuestión fundamental para todas las residencias de ancianos de Castilla la Mancha