05/04/2009

CASTILLA LA MANCHA: MÁS COPAGO QUE APORTACIÓN ESTATAL

CASTILLA LEÓN: EL COPAGO "PAGA MÁS" QUE LA APORTACIÓN ESTATAL

 

En teoría el sistema de la Dependencia tiene tres tramos: uno básico que cubre totalmente el Estado, uno conveniado que pagan a medias Estado y cada Comunidad Autónoma y uno tercero que cada comunidad puede ofrecer sufragándolo con sus recursos. Por otro lado tenemos el copago que, globalmente podría alcanzar una tercera parte del coste total.

Todo esto es la teoría que sirvió de base para redactar la Ley de Dependencia y para desarrollarla durante sus dos primeros años de singladura.

Ahora sabemos que el reparto entre comunidades autónomas y estado depende más de las ganas que tengan de pactar que de cualquier otro factor y que el acuedo de copago de diciembre es tan difuso (además de falto de un baremo claro) que, con toda seguridad, en un par de años, volveremos a tener diecisiete sistema.

Lo que resulta sorprendente, lo hemos leído en el Norte de Castilla, es que haya lugares en que la aportación de los ciudadanos supere la del Estado. El título de la noticia lo deja claro: La Ley de Dependencia exprime más los bolsillos de las familias que las arcas estatales.

Veamos un fragmento: las familias aportan más dinero que el propio Estado para desarrollar la legislación. El delegado territorial manifestó que la cantidad que destina el Ejecutivo central es «vergonzosamente menor». En concreto, mientras la Administración acarrea con el 16% de los costes de los servicios y de las ayudas establecidas, las familias ponen el 21% del importe que conlleva la aplicación de la normativa -algo más de un euro de cada cinco de las cuantías-. El resto, lo pone la Junta de Castilla y León, precisó Luciano Municio, a quien el reparto de gastos le parece, al menos, desproporcionado. Y es que, tal y como subrayó, «no es explicable que el Estado aporte menos dinero».

Como en casi todo lo que sale publicado de la Ley de Dependencia, dentro de unos días oíremos la versión del Estado que lo negará y dará otra explicación.

Como los datos que nos llegan a los ciudadanos están tan mediatizados por unos y los otros, al final nos quedaremos como estábamos, aunque con un poco menos de confinanza en el SAAD.