04/12/2015

Castilla-La Mancha revisa la necesidad de plazas de las residencias para mayores

La Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha ha señalado que va a elaborar un catálogo de necesidades que ayude a adecuar la oferta de plazas y su creación a la demanda que existe en cada zona.

Para citar un ejemplo concreto, en la provincia de Ciudad Real existen 2 893 plazas de las que 2 764 están ocupadas. Las que están vacías están asignadas, según la Consejería, que argumenta que a las familias se les da un plazo de reflexión antes de dar el paso. En el primer semestre de este año 477 personas mayores han solicitado laza en una residencia geriátrica en la provincia.

CAstilla la ManchaEn la comunidad han sido 1 452 las solicitudes recibidas para acceder a una plaza residencial.

La aplicación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia da las siguientes cifras: solo Ciudad Real había a mediados de agosto un total de7 478 vecinos con su expediente pendiente de resolución, es decir, con su programa individual de atención (PIA) por perfilar tras serles reconocido su derecho a una ayuda. En el conjunto de Castilla-La Mancha la cifra de personas en esta situación era de 26 919. Hay que tener en cuanta también que el acuerdo marco puesto en marcha por el Gobierno anterior impide sacar nuevas plazas a concurso hasta 2017.

Para la Dirección General de Mayores y Personas con Discapacidad una línea de acción es la de potencias las residencias que se encuentran en pequeñas poblaciones con un doble objetivo, por una parte atender a las personas en su entorno, cerca de sus familias y, por otra, generar empleo en las zonas rurales.

Castilla-La Mancha dispone de 11 343 plazas residenciales públicas y concertadas, además de 1 405 plazas en viviendas tuteladas distribuidas en 147 viviendas. De estos recursos el 66 % de los usuarios son mujeres con una media de 86 años, 82,3 los varones. Por otra parte, existen 112 centros de día con 2101 estancias, lo que supone que son usados en un 75 % de su capacidad, el hecho de que no se llenen desde la administración se justifica por la necesidad de transporte que supone, en muchos casos, para el usuario, lo que hace desecharlo. Por otro lado, hay 112 hogares de jubilados en Castilla-La Mancha.

Por otro lado, se han aprobado desde el inicio del año unas 8 500 plazas de estancia temporal en residencias por motivos de convalecencias sobre todo.

El envejecimiento de la población castellano-manchega, un 20,83 % de la población según el Instituto Nacional de Estadística (INE), es un hecho, esto debe llevar asumir los retos sociales y sanitarios que sean precisos. Son cada vez más necesarias las políticas de envejecimiento activo y saludable y la creación y combinación de los recursos: plazas en residencia para mayores,estancias temporales en centros geriátricos, ayuda a domicilio, centros de día o viviendas tuteladas, como los más principales y dependientes de la administración.

 Enlace de interés  Residencia geriátrica en Castilla la Mancha