18/02/2014

EL PROBLEMA DE LAS CAMAS VACÍAS EN RESIDENCIAS DE MAYORES

Las residencias para tercera edad son, además de un medio de atender a personas ancianas contrastado y muy valioso, una forma de generar y mantener puestos de trabajo de calidad.  Normalmente las residencias ocupan a mujeres de mediana edad que tendrían dificultades para encontrar trabajo en otros sectores por lo que  resulta muy bueno para la economía que este sector se mantenga.

 

Las camas vacías en residencias de ancianos causan problemasEl fracaso de la Ley de Dependencia y la crisis está generando en los últimos años que en muchos centros geriátricos residenciales privados haya plazas libres de forma constante.  Esto, en un principio generó que hubiese una bajada de precios para atraer a nuevos clientes, pero una vez llegado al límite, los empresarios se ven ante difíciles tesituras.

 

Esta situación no es propia únicamente de una comunidad o provincia sino que nos van llegando noticias desde casi todas.

 

En Albacete, según leemos en "La Tribuna de Albacete", Las residencias privadas de la tercera edad de Albacete tienen alrededor del 25% de sus plazas sin ocupar, lo que ha originado el despido de trabajadores y el reajuste de precios a la baja, para no perder una clientela que está llegando con mayor grado de dependencia y una edad más avanzada.


 Las residencias geriátricas de Albacete tendrán que encontrar la forma de encontrar a nuevos clientes ya sea consiguiendo que la administración concierte las plazas o buscándolos en el mercado privado.