20/03/2012

REDUCCIÓN DE UN 10% DE LAS PLAZAS CONCERTADAS EN CASTILLA LA MANCHA

Parece que en comunidades cómo Castilla la Mancha, donde la ausencia de rigor presupuestario ha sido la norma durante muchos años, las medidas para encauzar la situación, causarán más perjuicio a más personas y de esto no va a librarse casi nadie.

En Cantabria anunciaron hace poco que bajaban la tarifa de concertación un 5%, en Cataluña llevan años con la tarifa congelada y a algunas residencias geriátricas se les ha retenido media mensualidad correspondiente a Julio de 2011, ahora en Castilla la Mancha anuncian que la Junta reducirá un 10% el número de plazas concertadas, que reduce en dos tercios lo que gasta en financiar estancias temporales y que dejará de pagar las "plazas de reserva", o sea lo que paga la administración cuando, durante un tiempo, no ocupa las plazas que tiene bloqueadas en una residencia.  Esto quizás necesita más explicación:  Si una residencia concierta veinte plazas con la administración, el propietario de la residencia no puede ocupar esas plazas con usuarios privados.  La administración, que es la que puede ocupar las plazas, paga un tanto cuando efectivamente hay un residente viviendo en ella y otro, más pequeño, cuando la plaza está desocupada (normalmente este tiempo no es largo ya que es el que transcurre entre que un residente se va y otro ingresa).

La combinación: reducción de concierto y desaparición de reserva de plazas llevará sin duda a muchos propietarios de residencia a situaciónes críticas.

A día de hoy, sin esas medidas adiconales, en Castilla la Mancha, un 30% de las residencias de mayores tienen algún atraso en el pago de nóminas y esto se debe, principalmente a que la Junta debe a los centros concertados 110 millones de euros de 2011 (que espera pagar ahora con el anunciado crédito ICO para el pago a proveedores).

Ver noticia completa en ABC