18/11/2020  (‎1 opiniones)

Proyecto de ciudad residencial para la tercera edad en Velilla del Río Carrión

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

Los proyectos residenciales para las personas mayores están cambiando los modelos tradicionales de convivencia. Sin dejar de lado los modelos de residencia para la tercera edad más tradicional, pues cumplen una función irremplazable, una de las nuevas alternativas que se están implantando es la de crear espacios de convivencia en los que las personas dispongan de la intimidad de un hogar con una vivienda propia, pero con los servicios adaptados a sus necesidades.

En el año 1964, se empezó a construir la central térmica de Velilla del Río Carrión, en la montaña palentina. Para alojar a los trabajadores se construyó un auténtico pueblo con apartamentos, chalets, pisos, un restaurante, escuela, parque infantil, instalaciones deportivas, iglesia y un hotel.

Con el cierre de la central, el Ayuntamiento se ha planteado diversos proyectos tanto para la central térmica como para el poblado de viviendas. De ahí surgió la idea de una «ciudad de la tercera edad».

El proyecto tiene un marcado carácter social debido a la necesidad que tienen en el municipio de tener una residencia para personas mayores. Por una parte, se trata de facilitar a la población mayor no se desplace de su pueblo cuando la edad obliga a disponer de cuidados especializados y, por otro del deseo de ofrecer un complejo residencial en el que las personas reciban todos los cuidados y servicios, pero que se encuentren en su casa.

Está situado en un enclave natural de gran belleza y se pretende crear un complejo residencial moderno que ofrezca un servicio de máxima atención, respetando a la vez la independencia de los usuarios. Contará con médico 24 horas, enfermería, servicio de comida si así se solicita desean, limpieza de las viviendas, actividades, etc.   

También se contará con un edificio para los usuarios dependientes que necesiten más cuidados y se está estudiando habilitar un área específica para enfermos de alzhéimer.

El proyecto requiere una inversión estimada de 6 millones de euros. Permitirá atender a 228 personas, generará unos 74 empleos directos, se calcula que unos 300 indirectos, además de toda la actividad económica que se puede generar indirectamente para todos los negocios de la comarca.