19/06/2012

CATALUÑA: EL EURO POR RECETA SE EMPIEZA A APLICAR EL SÁBADO

En pocas palabras el "Euro por receta" supone que las personas que no reciban una pensión no contributiva (u otras similares pensadas para personas con especial necesidad social), tendrá que pagar un Euro cada vez que lleve a la farmacia una receta prescrita por un médico de la sanidad público y que se refiera a un medicamento que cueste más de 1,67€.  Cada catalán pagará como máximo 62 Euros al año (este año, como se implanta el 25 de junio, la mitad).

Dentro de poco a esta medida se le añadirá la que ha adoptado el Gobierno para todo el Estado y que consistirá en que el porcentaje de copago de los medicamentos recetados varíe según el nivel de renta.

Si para las farmacias el nuevo sistema ya supone un problema (han llegado a pedir infructuosamente que la Generalitat esperase para que los dos copagos se aplicasen a la vez).  Para las residencias la cuestión tampoco es menor.

Hasta ahora los residentes (o la casi totalidad de ellos) quedaban exentos del copago de medicamentos de forma que la "gestión farmaceutica" era más un movimiento de papeles y medicamentos.  A partir de ahora se le añadiría otro elemento: el dinero.

Las residencias están pensando cómo van a trasladar al residente la tasa por receta ya que, la opción de darles a cada uno sus recetas y que ellos traigan los medicamentos resulta inoperativa y podría redundar en perjucios para los residentes.

Ante la falta de una instrucción clara por parte de la administración sobre cómo deben actuar las residencias, cada una está tomando sus propias medidas que van desde pedir un adelanto a cobrar un fijo mensual que, en su cómputo anual llegue a los 62 Euros que cómo máximo pagará una persona.

La semana que viene empezaremos a ver resultados.

Ver opinión de Josep de Martí