27/05/2015

Impago frustrado a las residencias catalanas

El conseller Homs de la Generalitat de Catalunya ha anunciado el día 26 de mayo que, debido al ahogo económico de la Generalitat de Catalunya ésta se verá obligada durante los meses de Mayo y junio a impagar a los proveedores, un impago del que sólo se salvarían las nóminas de los funcionarios.

 A partir de esta noticia, las residencias concertadas y colaboradoras de Cataluña, que han visto peligrar el cobro de los servicios que han prestado de acuerdo con la Generalitat han empezado a manifestar su preocupación.

 La preocupación intensa ha durado hasta que la presidenta de la patronal más representativa, ACRA, ha sido entrevistada en la Radio y ha anunciado que desde Benestar Social y Familia les han asegurado que cobrarán.  Cinta Pascual manifiesta que a pesar de la información recibida es cautelosa ya que, con los antecedentes en la mano, la seguridad sólo existirá cuando se cobre.

Al día siguiente, hoy, ACRA ha ratificado las palabras de su presidenta mediante una circular a sus socios.

 Así las cosas, parece que el pago queda asegurado, este mes.

 Resulta sorprendente que acabe siendo noticia lo que debería ser la normalidad.

Ver opinión de Josep de Martí

Esta es la opinión de la presidenta de ACRA, Cinta Pascual respecto al impago difundida por la asociacIón

 

Cinta PascualEl portavoz del Govern, Francesc Homs, anunció esta semana que debido a la situación "tremendamente delicada" de la tesorería de la Generalidad se dejará de pagar a los proveedores en los próximos dos meses. Son unas palabras que alertaron todo el país y de forma muy especial en el sector de la dependencia. Desde ACRA reaccionamos inmediatamente y contactamos con los máximos responsables del Departamento de Bienestar Social y Familia para saber de primera mano cuál era el grado de afectación de esta medida, es decir, si los pagos estaban comprometidos o no. Afortunadamente, nos garantizaron el cobro a todas las entidades de gente mayor para este mayo dentro del plazo establecido.

No es la primera vez que oímos palabras como "impagos" "tensiones de tesorería" o "gravedad de las finanzas públicas" en frases que terminan diciéndonos lo que no queremos oír de ninguna manera: que no cobraremos por el trabajo que ya hemos hecho, el buen servicio que damos a las personas mayores. A día de hoy no tenemos constancia de que los pagos de los próximos meses peligren, pero la incertidumbre, una vez más, ya se ha esparcido de forma general entre todas las personas que formamos el sector: trabajadores, empresarios, asociaciones y el co lectivo más importante de todos, la gente mayor.

Somos conscientes de la gravedad de la situación económica de la Generalidad de Cataluña. Y también que la procedencia de esta asfixia premeditada tiene su origen en el gobierno central, pero al mismo tiempo no podemos ni queremos aceptar la posibilidad de nuevos impagos, retrasos y deudas. Nos va el pan, la supervivencia. Estamos al límite. Y como hemos dicho otras veces, la dependencia debe ser una prioridad para el Gobierno en los buenos y en los malos momentos. Y no se pueden priorizar ni garantizar otros conceptos restablecidos hace pocos meses en detrimento de los pagos a las entidades proveedoras de Bienestar Social y Familia, un sector que genera empleo y cohesión social, con más de 1.200 millones de euros anuales de facturación, con más de 41.000 trabajadores y más de 267.000 beneficiarios directos e indirectos entre usuarios, trabajadores y familiares de estos colectivos.

Desde ACRA seguiremos trabajando para defender el sector. Estaremos encima cada día y os mantendremos informados de cualquier novedad. No queremos más incertidumbres, ni malas noticias porque ya hemos soportado demasiado injusticias durante demasiado tiempo. Necesitamos tener la seguridad de que nuestros trabajadores podrán cobrar la nómina y la paga extra el próximo mes de junio porque son también trabajadores que dan un servicio público. Ahora es el momento de estar unidos, administración y sector, para llevar adelante la dependencia y hacerla prioritaria de verdad.