29/10/2010

POSIBLE ALIVIO PARA ALGUNAS RESIDENCIAS PRIVADAS EN CATALUÑA

En el blog de Josep de Martí en Noviembre de 2009 se describía la situación especialmente difícil de algunas residencias privadas catalanas que, cumpliendo los requisitos que la Generalitat había establecido en 2008 para acreditarse como centros colaboradores, no podían acoger a residentes beneficiarios de la Ley de Dependencia y veían como sus residentes se marchaban apenados a otras residencias concertadas o colaboradoras.

El motivo por el que estas residencias no eran colaboradoras era que no había posibilidad de serlo al no haberse publicado desde 2008 la convocatoria correspondiente y que tampoco se había aprobado el decreto de acreditación que, en teoría debería llevar dos años en vigor.

Ante esa situación algunas residencias empezaron a pedir cita ante los cargos del ICASS y a enviar cartas pidiendo que la Generalitat les concertase plazas o les permitiese acoger a beneficiaros de prestación vinculada.

La respuesta de la Generalitat fue el anuncio de concertación de 1.500 plazas mediante el sistema de "invitación” (negociado), que sólo afectaría a las residencias colaboradoras.  Pero de forma paralela ICASS ha empezado un proceso de pseudoacreditación de algunas residencias privadas "no colaboradoras” a las que permite acoger a beneficiarios de prestación vinculada con la condición de no cobrar a esos usuarios un precio superior al que cobrarían si fuesen centros concertados.

Nadie fuera de la administración sabe exactamente cuántas residencias han recibido la carta que empieza diciendo "En respuesta a su solicitud de concertación de plazas..”, y lo peor es que nadie sabía que las residencias privadas tuvieran que solicitar la concertación sino que había que esperar a que ICASS convocase un concierto (como en abril de 2009) o invitase uno por uno a los centros a concertar (como está haciendo ahora).

Aunque el procedimiento no haya sido el más acertado, la opción de permitir a las residencias privadas, que cumplen con los requisitos de colaboración de 2008, acoger a residentes financiados públicamente sí resulta acertada.

Todas las residencias privadas que ven como sus residentes se tienen que ir a otras porque están "tramitando la ayuda”, deberían hacerse las tres preguntas que llevamos repitiendo en Inforesidencias.com desde 2008

  1. ¿Cumple los requisitos de acreditación de la convocatoria de 2008?
  2. ¿Puede funcionar cobrando una media de 2.000 Euros al mes?
  3. ¿Podría afrontar una certificación de calidad del tipo ISO? (Si puede, en principio afrontar esta certificación podrá ajustarse fácilmente a cualquier criterio que exija la futura norma).

Si la respuesta a las tres es positiva, no esperen y escriban al ICASS pidiendo la concertación y la posibilidad de acoger a beneficiarios de prestación vinculada.

Si la respuesta es negativa la residencia tendrá que encontrar argumentos poderosos que convenzan a residentes privados para quedarse en el centro renunciando a posibles ayudas o esperar que en el futuro las condiciones cambien.

La carta que han recibido algunas residencias está disponible en el apartado de asociados de Inforesidencias.com