12/05/2016

Un teléfono de ayuda para las personas mayores maltratadas

La entidad catalana Taula del Tercer Sector, que agrupa a varias organizaciones sociales, ha planteado la pertinencia de habilitar un teléfono de atención a los ancianos similar al 016 que se utiliza para ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género.

Taula del Tercer Sector ha presentado un informe, «Maltrato a las personas mayores» donde señala que el maltrato a los ancianos es una realidad oculta, pues el 90 % de sus víctimas no denuncian a sus agresores por miedo o vergüenza.

Maltrato a mayoresEl informe se presentó en el Ateneo de Barcelona por su autor, el abogado Jordi Muñoz. En el acto se señaló la necesidad de dar respuestas con recursos específicos que protejan a la quienes sufren maltrato. Uno de esos recursos es un teléfono de atención, pues la persona mayor maltratada suele tener dificultades para denunciar su situación, normalmente porque la violencia parte de familiares o personas del entorno de confianza de la familia o del propio anciano y las llamadas a este teléfono dejaría al denunciante en el anonimato.

Para poner en marcha el teléfono de atención a la persona mayor maltratada, deberá formarse a profesionales para que puedan detectar y evaluar cada caso.

También se ha propuesto un decálogo de actuaciones que vienen a cubrir las necesidades que surgen ante el maltrato, como destinar viviendas de acogida,políticas de sensibilización de los jóvenes y formar las propias personas mayores sobre qué son los malos tratos y cómo deben evitarlos.

Según una encuesta elaborada por el departamento de Interior catalán en 2015, nueve de cada diez ancianos maltratados no denuncian a sus agresores, y uno de cada diez mayores ha sufrido algún tipo de violencia o agresión en los últimos doce meses.

En el mismo acto, Pilar Rodríguez, de la Federación de Organizaciones Catalanes de la Gente Mayor, Mujeres y Familia habló del envejecimiento de la población que derivará en nuevas formas de convivencia que pueden acarrearsituaciones de malos tratos que antes no se daban.

Otras entidades como la Federación de Entidades de Asistencia a la Tercera Edad y la Federación de Asociaciones de Gente Mayor de Cataluña, también alertan de este problema.
Desde Inforesidencias siempre alertamos de que la familia en el domicilio, los profesionales en las residencias geriátricas, en los centros de mayores… deben estar atentos a las señales que los mayores puedan dar, pues en muchas ocasiones son altamente vulnerables por razones económicas, sociales o de discapacidad. Nos parece una excelente idea que puede ser de gran utilidad.