08/03/2016

La psicoestimulación ayuda a los enfermos de alzhéimer

El Programa de Psicoestimulación Integral (PPI) en la mejora cognitiva es un método de la Fundación ACE-Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center que se utiliza desde el año 1991 en el Centro y el Hospital de Día de la Fundación ACE.

El método se creó para dotar a los profesionales de herramientas para que pudieran intervenir con las personas con demencia sin tener que usar medicamentos. El método se empezó a desarrollar al constatar que, aunque reducida, los pacientes con alzhéimer conservan cierta capacidad de aprendizaje que puede ser estimulada.

Volver a empezar AlzheimerEl Programa de Psicoestimulación Integral (PPI) ha realizado un estudio llevado a cabo con 1 549 pacientes que siguen las técnicas de psicoestimulación, psicoexpresión y de terapia ocupacional, desarrollado por la Fundación ACE.

Lo doctores Mercè Boada y Lluís Tárraga han analizado los datos acumulados por las sucesivas evaluaciones neuropsicológicas bimestrales de los pacientes que siguen el programa, y han llegado a la conclusión de que a pesar de sufrir altos niveles de degeneración neuronal, la capacidad de aprendizaje de puede mantener.

Los pacientes están ocho horas en el centro, de lunes a sábado, realizando talleres de grupo para activar, recuperar o mantener sus capacidades físicas, intelectuales y sociales. Así, en el taller de psicoestimulación, realizan actividades individuales o grupales, con diversos grados de dificultad, para estimular las funciones mentales superiores; en el de psicoexpresión enfermos pueden reforzar su motricidad mediante técnicas de microgimnasia o juegos, y en los talleres ocupacionales, pueden realizar tareas manuales con el objetivo deactivar los recuerdos y la conversación.

La conclusión del trabajo es que las personas que participan en el PPI consiguen prolongar su autonomía personal durante más tiempo (en algunos casos, años) y también retrasar la llegada a las últimas fases de la enfermedad, en comparación con las personas que no han participado en el programa.

Es muy estimulante conocer este tipo de estudios y propuestas terapéuticas que se pueden hacer tanto en centros de día como en residencias para mayores y que contribuyen de manera tan evidente a mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades degenerativas.
Publicación de interés: http://www.fundacioace.com/wp-content/uploads/Volver_a_empezar.pdf