20/09/2015

Solidaridad de una residencia de Tortosa con los refugiados sirios

LA RESIDÈNCIA "SANT MIQUEL ARCÀNGEL” DE TORTOSA, RESPONDE A LA LLAMADA PARA ACOGER A LOS REFUGIADOS SIRIOS

La situación que están viviendo cientos de miles de inocentes obligados a huir de sus casas en Siria a causa de la terrible guerra sectaria está llevando a que algunas personas y colectivos saquen lo mejor de su interior para ayudar a estos necesitados.

Un ejemplo nos llega desde Tortosa (Tarragona) donde una residencia de tercera edad ha hecho público el siguiente comunicado:

Residència Sant Miquel Arcàngel de Tortosa

Ante la grave situación de crisis humanitaria en que se encuentra inmersa Europa, principalmente en los últimos tiempos por la situación de los refugiados sirios que llegan a los distintos estados de la Unión Europea, la Residencia Diocesana de Ancianos y Centro de Día "Sant Miquel Arcàngel” de Tortosa, atendiendo al llamamiento efectuado por el Santo Padre Francisco, siguiendo las indicaciones del Obispo de Tortosa D. Enrique Benavent, y en consonancia con los acuerdos municipales adoptados por el Ayuntamiento de Tortosa al respecto;


Comunicamos a la opinión pública que la Residencia "Sant Miquel Arcàngel” en estos momentos cuando es tan necesaria la adopción de medidas solidarias, nos añadimos al llamamiento y, ofrecemos nuestra Casa para que, en coordinación con Cáritas, podamos colaborar en la acogida de refugiados y paliar, en la medida de nuestras posibilidades, el sufrimiento a que se ven sometidos tantos miles de personas, familias, y niños carentes de los servicios más básicos para sobrevivir.

La Residencia "Sant Miquel Arcàngel” de Tortosa sigue en su línea de situarse al servicio de las personas necesitadas, como ya viene haciendo con el programa "Compartint Taula”, sensible a la complicada realidad que sufren muchas personas mayores de nuestra ciudad con necesidades sociales y/o económicas, y que en los últimos tres años nos ha permitido ofrecer hasta 10.950 menús gratuitos para estas personas.

 

 

Sin duda un ejemplo al que esperemos se sumen otras residencias de mayores de la provincia de Tarragona