25/01/2006

EN 2 AÑOS NINGUNA DENUNCIA CONTRA RESIDENCIAS EXTREMEÑAS

NINGUNA RESIDENCIA  GERIÁTRICA DE EXTREMADURA RECIBE DENUNCIAS EN DOS AÑOS

 

Algunas administraciones autónomicas explican cada cierto tiempo cuántas inspecciones se han realizado, cuántas multas han puesto y cuántas residencias han cerrado. En ocasiones parece que hablen de trofeos de caza.

En esta ocasión ha sido Extremadura y, de todos los datos que dan se desprende lo siguiente:

- Los usuarios de las residencias geriátricas extremeñas y sus familiares deben estar muy contentos con el servicio que reciben ya que en dos años no han presentado denuncia alguna ante la administración autonómica.

- La administraciónes no llega al nivel de control de otras comunidades como Madrid o Cataluña en las que, por Ley, todas las residencias deben ser inspeccionadas cada año.

-Viendo los números presentados parece que hay alguna contradicción: Si hay 188 residencias y en dos años han realizado 192 inspecciones, cómo es posible que hayan efectuado "un control sobre los centros con visitas anuales" y que haya "establecimientos que han sido visitados una única vez y establecimientos inspeccionados hasta en cinco ocasiones". ¿Es que quizás las inspecciones se han concentrado en las 64 residencias de titularidad pública?, parece que no, ya que la noticia dice que las inspecciones se han realizado a residencias tanto públicas com privadas.

Puede que lo mejor sea que cada uno lea la noticia y saque sus conclusiones.

Así es como lo Explica el Periódico de Extremadura el 24 de Enero

Bienestar Social realizó en 2 años 192 inspecciones a geriátricos

Durante los años 2004 y 2005 la Junta abrió dos expedientes y cerró una residencia. En este periodo se impusieron sanciones por valor de 6.000 euros.
D. G. regionextremadura.elperiodico.com (24/01/2006)

El Servicio de Inspección de la Consejería de Bienestar Social ha realizado durante los dos últimos años 192 inspecciones a residencias extremeñas de mayores, tanto públicas como privadas, que han ocasionado la apertura de dos expedientes sancionadores a dos centros, así como el cierre de una residencia, todos ellos de carácter privado.

Según los datos facilitados por la propia consejería, durante los años 2004 y 2005 casi todas las inspecciones que se realizaron fueron de oficio --las denominadas inspecciones rutinarias--, lo que significa que no se llevó a cabo ninguna a instancias de denuncias de familiares. No obstante, sí se han realizado inspecciones a residencias privadas motivadas por emergencias sanitarias o por carencias en la atención a mayores, sin que, aseguran desde la Administración regional, se haya necesitado abrir expediente sancionador al solucionarse las deficiencias. Por otra parte, se han impuesto sanciones por valor de 6.000 euros.

En la actualidad hay 188 centros de mayores en la región, de los que 64 --el 34%-- son residencias de titularidad privada, 97 de titularidad municipal y 27 dependientes de la Junta.

El equipo de inspección, tras su puesta en marcha, llevó a cabo visitas a todos los centros en funcionamiento de la comunidad extremeña, con lo que, señalan desde la Consejería de Bienestar Social, se tuvo conocimiento de la situación de cada una de las residencias, así como su grado de adecuación a la normativa específica sobre establecimientos y servicios de atención geriátrica y al resto de la legislación vigente.

Una vez realizado este primer proceso, el Servicio de Inspección ha realizado un control sobre los centros con visitas anuales, con una periodicidad que depende del estado y funcionamiento de cada residencia geriátrica, además de controlar también los nuevos establecimientos que abren.

Atendiendo a este criterio, indica Bienestar Social, "hay establecimientos que han sido visitados una única vez y establecimientos inspeccionados hasta en cinco ocasiones".

Entre los objetivos, señala la Junta de Extremadura, está el de controlar el buen funcionamiento y el estado de los centros por medio de requerimientos, que sirven para la correcta subsanación de deficiencias, tanto arquitectónicas como de funcionamiento, organizativas y de calidad de servicio.