24/11/2020  (‎1 opiniones)

Interesante estudio sobre el impacto del coronavirus en la salud mental de las personas mayores

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

La Universidad de las Islas Baleares ha elaborado el estudio «Cómo afecta la pandemia de la COVID-19 a la salud mental de la gente mayor». Este estudio ha estado dirigido por la psiquiatra Isabel Flórez, y se puede encontrar en el Anuario del envejecimiento. Islas Baleares 2020 de la UIB.

Según observaciones en China y algunos países europeos, la pandemia está teniendo un gran impacto en el bienestar psicológico de la población, que se intensifica en las personas de edad avanzada. 

 

Una de las consecuencias mas graves es el incremento de suicidios entre los mayores, lo que urge a tomas medidas de apoyo psicosocial para esta franja de población.

Según el estudio de la UIB, los efectos de la pandemia en la salud mental son posteriores a los picos de contagios y enfermos, es decir, los trastornos se manifiestan cuando la crisis sanitaria parece estabilizarse, por lo que es fundamental desarrollar estrategias amplias e interdisciplinarias que protejan a las personas más susceptibles de parecer estos problemas.

Deben tenerse en cuenta factores previos a la pandemia, por ejemplo, si las personas han padecido trastornos psiquiátricos, depresión, dificultades económicas, soledad, aviso de alcohol, el miedo a pasar la enfermedad y tener una edad de riesgo… o si tras pasar la COVID-19 las personas se han sentido solas o estigmatizadas. Además, hay que contemplar que las posibles secuelas físicas que se pueden prolongar durante meses. Todo esto son situaciones que en las personas mayores aumentan de manera preocupante el riego de suicido.

Se debe, por tanto, ofrecer a las personas mayores apoyo sanitario y psicológico, además de una sencilla formación en prevención de contagios y cambio de hábitos de vida. Es fundamental que se acompañe a estas personas y se les haga sentir protegidas, seguras y valoradas. Si viven solas en sus domicilios, los servicios psicosociales son recursos interesantes para que dispongan de ayuda tanto en las tareas como en emergencias o en paseos y actividades. En las residencias geriátricas, el acompañamiento de los profesionales y su observación del bienestar de cada residente será clave cuando las restricciones a las que obligan los contagios impidan el acceso de las visitas de familiares.