08/05/2009

C. DE MADRID: PATRONAL Y ADMINISTRACIÓN A FAVOR DE PRESTACION DE SERVICIOS

PATRONAL Y ADMINISTRACIÓN COINCIDEN EN POTENCIAR SERVICIOS FRENTE A PRESTACIONES

 

AMRTE y la Administración regional coinciden en afirmar que la Ley de Dependencia debe primar los servicios frente a las prestaciones

La consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo; el director general de Atención a la Dependencia, Miguel Ángel García Martín, y el presidente de la Asociación Madrileña de Residencias y Centros de Día (AMRTE), Ignacio Fernández-Cid, han analizado, en una jornada celebrada el día 29 de abril ante más de 80 profesionales y empresarios del sector, la situación actual de la Ley de Dependencia y las dificultades en su aplicación. Que la Ley sea realmente de servicios y no de prestaciones, así como la necesidad de impulsar las prestaciones vinculadas al servicio son dos de las principales reivindicaciones del sector, tanto de la patronal madrileña como de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales.

La consejera de Familia y Asuntos Sociales, Engracia Hidalgo, ha destacado en su intervención la necesidad de colaborar con el sector privado para aprovechar sinergias y trabajar conjuntamente en la aplicación y desarrollo de la Ley de Dependencia, con el objetivo de continuar mejorando la atención que se ofrece a los mayores. "Actualmente, la Comunidad de Madrid es la región española que tiene mayor número de plazas residenciales para mayores, demostrando que primamos los servicios frente a las prestaciones económicas. De esta manera, contamos con más de 5.200 plazas residenciales y 1.400 en centros de día, repartidas en los 500 centros públicos y privados concertados", ha afirmado la consejera.

Por su parte, el presidente de AMRTE, Ignacio Fernández-Cid, ha expuesto "las luces y las sombras" de la actual aplicación de la Ley de Dependencia en Madrid asegurando: "Si queremos ser realmente un sector que genera empleo, no podemos tener más del 20% de las plazas residenciales libres. Necesitamos una ocupación mínima del 80% para obtener beneficios, si no apenas podremos mantener el empleo actual. Debemos recordar que el personal y los gastos fijos son los mismos independientemente de que tengamos plena ocupación o no. Por este motivo, no podemos permitir que la Ley de Dependencia prime las prestaciones económicas por encima de los servicios".

Asimismo, Fernández-Cid ha querido insistir en que tan sólo 45.000 madrileños han solicitado la valoración de dependencia, lo que supone el 0,64%, cuando la media nacional se sitúa en torno al 1,67%. "¿Es que no hay dependientes en Madrid que necesiten ingresar en un centro residencial? Nos cuesta creerlo. Por ello, es importante que desde la Consejería de Familia y Asuntos Sociales se agilice el proceso de acreditación y resolución de los PIAS (Plan Individual de Atención)", ha declarado.

Ante la reivindicación del presidente de la patronal madrileña sobre las escasas valoraciones de dependencia, Hidalgo ha insistido en que Madrid ya contaba con un sistema de atención a las personas mayores. "Por lo tanto, muchos de los que ya están atendidos no han solicitado una nueva valoración. Es decir, tenemos personas dependientes atendidas que no podemos contabilizar porque no han pedido las prestaciones según el catálogo de la nueva Ley. Tendremos, por tanto, que unificar y casar ambos sistemas. Pero debe quedar claro que contamos con una red asistencial consolidada", ha explicado la consejera madrileña.

No obstante, el presidente de AMRTE ha subrayado el buen hacer de la Consejería en lo que respecta a las prestaciones concedidas a las personas dependientes: "Tan sólo el 3,43% corresponde a cuidadores informales, siendo la Comunidad que menos ha desarrollado una figura que la Ley define como excepcional. Por contra, es la región que más prestaciones en residencias está concediendo, con un 37,53% del total".

La consejera regional ha confirmado las palabras de Fernández-Cid al explicar que la mayoría de los PIAS resueltos corresponden a plazas residenciales: "Madrid es la comunidad con más plazas residenciales reconocidas, que suponen el 20% de las registradas por el Gobierno central". Sin embargo, Fernández-Cid va más allá y ha asegurado que la Consejería "debería fomentar más la prestación económica vinculada al servicio, que en Madrid tan sólo supone el 0,03%. Los miles de madrileños que ya reciben servicio en nuestros centros y están satisfechos, deberían tener la libertad de poder continuar si así lo desean".

Por su parte, Hidalgo ha confirmado que cree firmemente en la Prestación económica vinculada al Servicio y por tanto se va a potenciar en los próximos meses. También ha remarcado que la financiación de la Ley de Dependencia es insuficiente e inadecuada, "porque el Estado da dinero a las comunidades autónomas en función del grado y nivel de dependencia, pero no tiene en cuenta que en cada región el servicio tiene un coste muy diferente. Y la diferencia la tiene que poner, en este caso, la Comunidad de Madrid".

En cuanto a los retos de futuro, la consejera madrileña ha manifestado su deseo de continuar desarrollando el Plan de Calidad, "en consenso con los agentes sociales", consolidar y ampliar las plazas residenciales, adecuar la atención a las necesidades de los dependientes, fomentar la formación de los profesionales, mejorar los servicios de inspección para evitar disfunciones y apostar, tal y como demanda el sector privado, por la prestación económica vinculada al servicio.