02/10/2010

CONCLUYE CON EXITO EL CONGRESO DE AMADE

Bajo el lema Buenas prácticas en la promoción de la calidad de vida de las personas mayores, alrededor de 200 empresarios y profesionales del sector de atención a la dependencia se han dado los días 30 de septiembre y 1 de octubre, en el recinto ferial IFEMA, en la inauguración del III Congreso AMADE y I Simposio Europeo Pro Care. Un encuentro que sirve para "poner en común las diferentes prácticas que se llevan a cabo en los centros asistenciales, con el fin de mejorar los servicios y la calidad en la atención a los mayores”, ha declarado el presidente de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia  (AMADE), José Luis Palacios.

El presidente de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE), José Luis Palacios, la subdirectora general de Mayores del Ayuntamiento de Madrid, Ana Buñuel, el director general de Coordinación de la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel García y el gerente de Hannover-Messe International GMBH, Andreas Luttmann, han inaugurado esta mañana el III Congreso AMADE y I Simposio Europeo Pro Care, que se celebra en el recinto ferial IFEMA, con el objetivo de analizar cuáles son las buenas prácticas en la promoción de la calidad de vida de las personas mayores.

Para el presidente de AMADE, José Luis Palacios, ha llegado el momento de dar un giro al debate, porque "no sólo es importante la financiación de la Ley de Dependencia y el coste económico que conlleva su aplicación, sino también la calidad asistencial de los servicios que prestamos. Por eso, es fundamental que, tanto la Administración Pública como los empresarios y profesionales que trabajamos en el sector de atención a la dependencia, hagamos una reflexión sobre lo que son las buenas prácticas, qué hacemos y qué tendríamos que hacer para promocionar la calidad de vida de las personas mayores”

A continuación, el gerente de Hannover-Messe Internacional GMBH, Andreas Luttmann, ha señalado la necesidad de trabajar todos juntos para dar un impulso a un sector "de futuro”, promoviendo también las buenas prácticas en la aplicación de las nuevas tecnologías para desarrollar productos y servicios que mejoren la calidad de vida de las personas mayores y faciliten el cuidado. En este sentido, la Subdirectora General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid, Ana Buñuel, ha manifestado que "la colaboración público-privada es ahora, si cabe, más necesaria”, y, para ello, es fundamental "seguir buscando nuevos caminos y sinergias que promuevan una atención de calidad para los mayores”.

Por su parte, el Director General de Coordinación de la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel García, ha asegurado que es el momento de ver "la vejez desde una nueva perspectiva y, por tanto, replantearnos las políticas sociales”, ya que la atención y el cuidado de las personas mayores debe "jugar un papel fundamental en el sostenimiento económico y social” de nuestro país. Asimismo, ha afirmado que el envejecimiento no debe verse "como una carga, sino como un impulso al desarrollo y un triunfo”, y ha recordado que la Ley de Dependencia es también "de Promoción de la Autonomía Personal”.

Seguidamente, Javier de la Torre Díaz, director de la cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid, ha impartido la ponencia inaugural bajo el título Buenas prácticas en el envejecimiento activo. De la Torre ha dividido su ponencia en tres partes: las buenas prácticas, entendiendo éstas como un bien social, un bien interno, un bien público; el envejecimiento activo; y  la bondad en la praxis, es decir, la dimensión humana de la misma. La bondad de la práctica, ha apuntado De la Torre, radica en cinco pilares: el reconocimiento de la dignidad del mayor, el respeto de sus derechos éticos, recogidos hoy por hoy en las normativas, respeto de sus principios, el concepto de calidad de vida del mayor y el elemento personal del mismo.

 

Pilar López, subdirectora general de Control, Inspección, Registro y Autorizaciones de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid; Pilar Serrano, jefa del Departamento de Programación, Evaluación y Desarrollo de la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid; Javier Barbero, psicólogo clínico de La Paz, y Mariano López de Ayala, director de la Asesoría Jurídica del Grupo Ballesol han intervenido en la mesa redonda Buenas prácticas en ética, norma y empresa. Cómo compatibilizar la ética con la rentabilidad, la autonomía de los mayores en la toma de decisiones y si las sujeciones son morales o existen alternativas, han sido los principales temas sobre los que han profundizado los ponentes 

 

"No puede haber norma sin ética y, para ello, debemos tener en cuenta a las personas. Concretamente, a los usuarios y sus familiares. Y, por supuesto, tampoco debemos olvidarnos de los profesionales, que deben trabajar motivados y en equipo”, ha explicado Pilar López, que también ha reconocido que "la mayoría de las quejas que nos llegan al Servicio de Inspección tienen su origen en la falta de comunicación”. Por su parte, Javier Barbero ha definido la calidad de vida como la "percepción subjetiva de vivir en condiciones dignas”. En cuanto a las sujeciones físicas o químicas, Barbero las considera un mal menor: "No son buenas porque restringen la libertad de movimiento del mayor y sólo deben aplicarse como una medida realmente excepcional y justificada”.

Pilar Serrano ha reconocido que el principio de autonomía y la participación de los mayores en la toma de decisiones son imprescindibles. Además, ha insistido en la importancia de implicar a los trabajadores en cómo generar buenas prácticas. Para ello, la formación de los profesionales es primordial. No obstante, Mariano López de Ayala, ha afirmado que las buenas o malas prácticas son muy difíciles de medir y ha insistido en la necesidad de reflexionar sobre los principios y valores de las entidades prestadoras, "que deben coincidir con los de los usuarios. Además, no hay rentabilidad empresarial sin calidad asistencial y ésta sólo se obtiene con la satisfacción del mayor”.

Por la tarde, actuando como moderador Josep de Martí, director de www.inforesidencias.com, han tomado la palabra empresarios del sector que ofrecen los distintos servicios que recoge la Ley de Dependencia: residencias (Grupo Virgen de La Luz), centros de día (Vitalia), ayuda a domicilio (Asispa) y teleasistencia (Personalia), con el objetivo de abordar las buenas actuaciones llevadas a cabo en todas las disciplinas, dignas de ser exportables a otros centros para gestionar mejor el conocimiento. En este sentido, el director general del Grupo Virgen de La Luz, Rafael Carrasco, ha asegurado que el sector trabaja siempre "en base al mayor”, ya que "nuestro fin es prestar la mejor atención a los usuarios”. 

Por su parte, la consejera delegada y