06/03/2008

DESTITUIDO DIRECTOR DE RESIDENCIA POR AHORRAR EN COMIDA

DESPEDIDO DIRECTOR DE RESIDENCIA DE LA TERCERA EDAD PÚBLICA DE MADRID  POR AHORRAR EN COMIDA Y LIMPIEZA

 

Normalmente se considera que las residencias de mayores públicas gestionadas por la propia administración son poco eficientes debido a que nadie se siente responsable de contener o racionalizar los gastos. Eso es lo que produce que la mayor parte de administraciones acaben externalizando la gestión de sus centros, ya sea via contratos de gestión o potenciación del sistema de concierto.

Por eso parece expecialmente sorprendente una noticia que hemos leído en ADN en la que se dice que la Comunidad de Madrid ha ordenado la destitución inmediata del director de la residencia pública de mayores de Manoteras, después de que un períodoco desvelase que el máximo responsable del centro había impuesto restricciones en el consumo de alimentos "para ahorrar".

Sorprende la frase "restricciones en el consumo de alimentos" ya que, dentro del mismo artículo, en otro momento se habla de "ajuste de presupuesto".

¿Estamos ante un director tecnócrata y sin escrúpulos que antepone un ahorro que no le beneficiará en nada al bienestar de los usuarios? Leyendo todo el artículo parece que no. Leemos que la residencia tiene una ratio de 1 (o sea un empleado a jornada completa por cada residente) y que UGT había reclamado, antes del anuncio de la consejera, la destitución del director de la residencia por el "recorte a los derechos y la digna atención que tienen que recibir nuestros mayores en las residencias dependientes de la Administración autonómica".

Parece que más que un caso de restricciones de alimentos estamos ante una lucha intestina tan propia de muchas residencias públicas que ha saltado a la prensa en periodo electoral (la oposición ya ha criticado la actuación de la inspección) y que ha costado el puesto a una persona que, con toda seguridad no se ha quedado en la calle sino que ha sido re-asignado.

Así apareció en ADN:

Fuentes de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad han confirmado a ADN.es que la consejera, María Gádor Ongil, tomó el mismo martes la decisión de cesar a Araúzo, que, desde este miércoles ya no es director de la residencia. El ya ex director del centro ordenó limitar el consumo de productos de higiene y reducir la calidad de los alimentos.

Gádor Ongil ha acudido este mañana a las instalaciones, en el barrio Virgen del Cortijo, y ha explicado en rueda de prensa que la Consejería establece protocolos para todas las atenciones que precisan los residentes, "incluida la alimentación", por lo que "el director se ha extralimitado ajustando el presupuesto".

Esos "estrictos protocolos" en los que se basa la dieta de los mayores ingresados los supervisan "médicos y nutricionistas", según las fuentes de la Consejería consultadas por ADN.es. En este caso, el director del centro decidió actuar por su cuenta sin consultar a nadie, "extralimitándose en sus funciones", motivo por el cual ha sido cesado.

¿Cómo afectará esta noticia al conjunto de las residencias de tercera edad de Madrid?  Esta por ver.