13/05/2016

La residencia Adavir Alcalá y los colegios de la zona comparten actividades

En Inforesidencias nos agrada compartir experiencias que suponen el enriquecimiento de las personas que compartes experiencias, por eso, hacemos llegar a nuestros lectores esta interesante noticia que comparte una excelente actividad que puede hacerse extensible a más residencias de mayores.

REsidencia Adavir AlcaláLa residencia Adavir Alcalá se ha propuesto fomentar las relaciones entre mayores y niños de la localidad. Para ello, ha decidido poner en marcha una serie de encuentros intergeneracionales con colegios de la zona, con el objetivo de reforzar relaciones y, sobre todo, pasar un buen rato en compañía.

Han participado en la experiencia tres colegios que han acudido a los diferentes talleres organizados con los mayores del centro, donde elaboraron manualidades que serán vendidas el 20 de mayo en un mercadillo solidario de entrada libre en la residencia, ubicada en la calle Octavio Paz. Toda la recaudación obtenida será donada al Colectivo CAJE (Colectivo de acción para el juego y la educación) y AFA Alcalá (Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer, Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas).

El primer centro en acudir a este encuentro ha sido Gredos Alcalá. Durante dos horas, más de 120 alumnos de 3.º y 4.º de Primaria acudieron al centro en diferentes días para participar en los talleres de origami, abalorios y elaboración de portalápices.

Unos días después, los mayores de Adavir Alcalá ejercieron de anfitriones de 76 alumnos de 3.º de Primaria del colegio Mozart. Juntos participaron en los talleres y se ayudaron mutuamente o finalizar las manualidades para después ponerlas a la venta en el mercadillo solidario.

Los 78 alumnos del colegio Pablo Neruda fueron los encargados de cerrar el ciclo de visitas. Tuvieron la oportunidad de participar en los talleres de origami y marcapáginas, además de jugar con los mayores en el «rincón del encuentro», un parque intergeneracional que disponen en el centro para fomentar las relaciones entre niños yresidentes. Allí pudieron divertirse juntos jugando a la rayuela, la rana, la petanca o las chapas. Estas relaciones intergeneracionales favorecen tanto a niños como a mayores, conectan a unos y a otros con el pasado, con el futuro y con el fluir de la vida.

Por otro lado, todos los colegios además de participar en los talleres, aprovecharon la visita para conocer las instalaciones y descubrir qué es una residencia y quienes trabajan en ella. De esta manera, el Grupo Adavir refuerza su compromiso no solo con el bienestar de los mayores, sino también su compromiso social con las organizaciones y colectivos donde están presentes.