11/11/2012

MADRID TENDRÁ UN HOSPITAL SUPERESPECIALIZADO EN PERSONAS MAYORES

 

El Hospital de La Princesa de Madrid se convertirá, según anunció el propio Presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Ignacio González, el pasado día 7 de Noviembre en un centro "superespecializado” en personas mayores.  Según manifestó pretende ser un centro que avance en la especialización de tratamientos para personas mayores de 70 años, bajo un concepto nuevo y alejado de otros recursos como las residencias o los hospitales de larga estancia.

 

Sin embargo, la polémica está servida porque tanto la Sociedad Española de Geriatría (SEGG), la Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG), la Sociedad Madrileña de Geriatría y Gerontología (SMGG), e incluso la Euroepan Union Geriatric Medicine Society (EUGMS) consideran esta conversión como una clara discriminación negativa con respecto al resto de la población.

 

Según manifiestan estas reconocidas sociedades científicas, la existencia de este centro limita el acceso a métodos diagnósticos y terapéuticos a un sector de la población, por razón de su edad.  En definitiva, es en sus opiniones, una forma de crear un "gueto” para separar a los ancianos del resto de la población. Es más, en los países occidentales, desde hace años, se ha desestimado este tipo de especialización en función de la edad tanto por razones económicas como éticas.

 

Al parecer, según se dilucida de las palabras de los expertos geriatras, está en entredicho que los gastos asociados se reduzcan, salvo que se tomen medidas discriminatorias indeseadas…


La pregunta es ¿Por qué entonces se ha pensado en esta orientación, qué razones lo justifican si, al parecer, no favorece ni a los usuarios ni a los profesionales, ni al propio sistema sanitario?

 

Leer más en Europa Press y El Economista