29/02/2016

Propuesta de protocolo único de atención para las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid tiene una población mayoritariamente joven y adulta, un 44,4 % están entre los 16 y 44 años, el grupo de edad de 45 a 64 años, que supone el 24,3 %, los niños y adolescentes son el 15,2 %, y losmayores de 65 años el 16,7 % del total. En una de las regiones de España que menos experimenta la tendencia al envejecimiento, sin embargo, el volumen de la población, su tendencia a crecer y su concentración en grandes núcleos presenta problemáticas que deben atenderse y en las que la atención a las personas mayores debe ser un punto primordial.

En Madrid existen distintos modelos de gestión de estas residencias: gestión directa, concertada, indirecta y privada.

Anciana en bancoEn este sentido, nos nacemos eco de una propuesta que del Grupo Socialista de la Asamblea de Madrid, que ha registrado una proposición no de ley que propone que los servicios técnicos de la Consejería de Políticas Sociales y Familia elaboren un protocolo de atención común y único de obligado cumplimiento para todas las residencias de mayores, independientemente de si son de gestión directa, indirecta o contratadas y las residencias privadas que opten a algún tipo de concierto o contrato con la Consejería de Políticas Sociales y Familia para la gestión de plazas públicas.

El PSOE solicita un modelo de atención viable, que analice los costes de los servicios que se dan a los residentes de las residencias de mayores que impida que se hagan propuestas de contrato por debajo de los costes reales, pues eso repercute de manera directa en la calidad de la atención.

La proposición también contempla las ratios mínimas profesionales y la elaboración de un protocolo de atención y coordinación con la red pública sanitaria, que garantice la atención continua a las personas dependientes, zonificado y jerarquizado con acceso a todos los profesionales a la historia clínica y al programa individual de atención.

Según el portavoz del Grupo Socialista, los establecimientos geriátricos ya no tienen el carácter asistencial de antes, ahora se consideran instrumentos vivos y adaptables a las características particulares de cada uno de los centros, con una perspectiva ética de la atención prestada, con respeto a los derechos y la capacidad de elección del usuario, interdisciplinariedad, participación y con el eje central del plan individual de intervención.

En Inforesidencias nos parece positivo que se adopten medidas en un protocolo único que marquen los estándares mínimos de la calidad de atención que todas las personas que viven en residencias de mayores deben tener, siempre que se haga escuchando a los actuales prestadores y que además, se tenga la flexibilidad necesaria que permita a los centros y empresas innovar, plantear mejoras y crecer en los servicios que se prestan para, de este modo, avanzar en la calidad de la atención.

Enlace de interés:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?language=es&pagename=PMAY%2FPage%2FPMAY_home