07/03/2016

Tejiendo historias, tejiendo vidas en SARquavitae

Nos ha llegado noticia de esta interesante actividad llevada a cabo por los usuarios y residentes de más de una veintena de centros de día de SARquavitae de Madrid.

En este proyecto han participado SARquavitae, el Museo del Prado, la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid y la Junta de Moratalaz que ha culminado con la exposición de tapices «Tejiendo historias, tejiendo vidas» a modo de obra colectiva en el centro de día para mayores Isaac Rabín.

sarEl proyecto se inscribe en el marco del programa «El Prado para todos» puesto en marcha por el Departamento de Educación del Museo del Prado con el objetivo de acercar el arte a personas con deterioro cognitivo. De acuerdo con el lema del programa, se realizaron unos talleres monográficos en los que los mayores de los centros de día elaboraron una obra creativa en formato tapiz en el que reflejaban sus vivencias personales.

En un primer momento, las personas mayores seleccionadas recibieron clases, visitaron el museo y eligieron las obras que luego reinterpretarían. Los profesionales el museo y de los centros ayudaron luego en la ejecución de las obras.

«Tejiendo historias, tejiendo vidas» alberga las obras realizadas por los usuarios y residentes de más de una veintena de centros de día que se han inscrito a esta iniciativa con el objetivo de incrementar el empoderamiento de los mayores, demostrando que estimular a través del arte, la creatividad y actividades afines a las capacidades cognitivas de las personas con demencia ayuda a su inclusión social y favorece su mantenimiento activo.

Este proyecto cuenta con el trabajo conjunto de los profesionales que se dedican a la atención directa a personas con necesidades especiales, en este caso personas con deterioro cognitivo. Las obras expuestas reflejan cómo es posible facilitar desde el compromiso social, el acceso al conocimiento y a la cultura; y cómo estas actuaciones, favorecen el bienestar personal y la activación cognitiva, emocional y creativa, con propuestas pedagógicas, artísticas y terapéuticas.

Los tapices son una historia de vida en común con una enorme carga de significado que nos ayuda a entender el mundo de las relaciones. En forma de recorrido secuenciado, la disposición de las piezas permite seguir un ritmo lineal del mismo modo que se lee una historia, tejida por las manos de personas mayores con deterioro cognitivo que de esta manera trasladan a la sociedad su valiosa perspectiva.