24/09/2015

Una buena noticia: Celebrada la Milla intergeneracional de los Llanos Vital en Alpedrete

Cerca de 500 corredores, más de 200 de ellos mayores de 65 años, se han dado cita en Alpedrete (Madrid)  la mañana del domingo 20 de septiembre de 2015 para disputar la III Milla Intergeneracional Siempre Vital. Se trata de una carrera solidaria pensada por y para  los mayores, organizada por la Residencia y Centro de Día Los Llanos Vital con el objetivo de Carrera intergeneracional Los Llanos Vitalseguir teniendo  mayores activos. La Milla es una prueba excepcional en la que nadie  queda excluido, participando desde los más pequeños hasta los más mayores. Sillas de ruedas,  andadores o bastones y sobre todo la ayuda y colaboración de los más jóvenes hacen posible que nuestros "sabios”, los más mayores, crucen la línea de meta. Este año, nuestro sabio más mayor, de la residencia Nuestra Señora del Pilar, cruzó la meta con 102 años.

La Milla Intergeneracional ha dejado, una vez más, un gran abanico de emociones. Desde la ternura de ver a los más pequeños corriendo como auténticos profesionales a la emotividad de la Milla Intergeneracional con familias llevando de la mano o empujando las sillas de sus "sabios” o la emoción de ver a "seniors” y "sabios” dar el máximo de sí mismos, demostrándonos que siempre es posible superarse. 

El éxito de la carrera ha sido rotundo y no solo por los tiempos marcados por los corredores (ver clasificaciones), sino por cumplir con el objetivo principal de esta carrera, que es, ante todo, un ejercicio de solidaridad entre niños, jóvenes, menos jóvenes y mayores, demostrando que la participación activa de las personas de edad avanzada en la sociedad es posible con la colaboración y el apoyo de todos. Pero además este año la Milla ha querido rendir homenaje a la mujer. Precisamente el momento más emotivo de la jornada ha sido la entrega del Premio Honorífico a Carmen Pando, de 83 años, residente de Los Llanos, por el esfuerzo que cada día realiza por mantener al máximo sus capacidades. Toda una lección de vida.

En esta III edición nos hemos sumado a la causa de la prevención de la osteoporosis, que afecta de manera destacada a las mujeres a partir de los 50. 

El resultado ha sido una fiesta del deporte y la solidaridad que ha comenzado con los correspondientes ejercicios de calentamiento al ritmo de la música además de diferentes actividades, amenizadas en todo momento por los ritmos del grupo Sambakiteria.

Para poder llevar a cabo la III Milla Intergeneracional Siempre Vital, Los Llanos ha contado con el apoyo de muchas personas –han participado más de 200 voluntarios-, empresas e instituciones, como patrocinadoras y colaboradoras. 

El Director General de Atención a la Dependencia y al Mayor de la Comunidad de Madrid,  Carlos González Pereira, ha estado presente para dar el pistoletazo de salida a la Milla Intergeneracional, señalando la importancia de la presencia y la relación con los mayores, nuestros abuelos, que son quienes nos ayudan a iniciar la carrera de la vida. Además, el Ayuntamiento de Alpedrete ha sido un año más pieza clave en la organización, acompañándonos, en la propia carrera, una importante representación de la corporación municipal, con el Alcalde de Alpedrete, Carlos García-Gelabert a la cabeza, la Concejala de Asuntos Sociales, María Luz Sancho Moreno y la Concejala de Deportes y Juventud, Ana Isabel Balantín. Por cierto, que ambas concejalas no han dudado en enfundarse zapatillas y camiseta y ponerse a correr su Milla. Mención especial, igualmente, para la anterior alcaldesa de Alpedrete, Mari Sol Casado, que ha querido acudir y apoyar esta iniciativa como hiciera en ocasiones anteriores cuando estaba al frente del gobierno municipal. También han asistido a la cita representantes de los patrocinadores Ensure Nutrivigor y Atepharma y de los colaboradores como el Hospital General de Villalba.  Gracias a todos ellos este año nos hemos superado una vez más. 

Ahora continuamos trabajando para seguir creciendo, contar con más corredores, más colaboradores, más patrocinadores. Ser más grandes para lograr que los mayores tengan el reconocimiento que se merecen y la mejor calidad de vida posible.